Page 235

RHM EXTRA 1 2017

234 FRANCISCO JOSÉ CORPAS ROJO El libro del pagador del ejército refleja el dinero que está a su cargo en cada momento, cargándose de los fondos recibidos y abonándose con las nóminas pagadas, las cartas de pago por las entregas realizadas, etc. En cualquier caso los asientos de entrada y salida de fondos han de ser autorizados por el veedor general y uno de los contadores: “…, en pliego agujereado, en el cual os habeis de hacer cargo de todos los dineros que recibiéredes, y entraren en vuestro poder, para la paga del dicho ejército, y en otra cualquier manera; declarando el precio y valor de las monedas en que recibiéredes cada partida, tomando traslado de las cartas de pago que diéredes, firmadas de las personas que os pagaren los tales dineros, para poder despues comprobar con ellas vuestro cargo; cargándoos en vuestra cuenta el beneficio y aprovechamiento que hobiere en las monedas; advirtiendo, que los tales dineros los habeis de recibir en presencia del Veedor General y Contadores del dicho ejército; so pena, que lo que de otra manera recibiéredes se os cargará con el cuatro tanto.” Por su parte la cuenta del pagador del ejército refleja el mismo saldo que el libro, con la diferencia de que los asientos de entrada de fondos y, sobre todo, los de salida han de estar respaldados documentalmente ya que forman parte de la documentación a rendir periódicamente en la Cámara de Cuentas: “Asimismo habeis de formar cuenta y data de todo el dinero de vuestro cargo, que diéredes y pagáredes y distribuyéredes, la cual ha de ser por libranzas y nominas del Duque de Alba, nuestro Capitan General del ejército; fechas y asentadas por los dichos Contadores, y tomada razon por nuestro Veedor General, el cual ha de dar fé como se hizo la paga en su presencia, y con los demás recaudos, que conforme á las dichas libranzas y nóminas hubiéredes de tomar, y lo que fuera de esta orden pagarédes, no os ha de ser recibido ni pasado en cuenta.” Aunque el pagador general es una figura relativamente independiente, dado su rango y cometidos, tiene obligación de dar cuenta en cualquier momento de los fondos recibidos al veedor general o a los contadores generales en virtud de las competencias de control de éstos y su participación en todos los actos del pagador. En el Archivo General de Simancas (Contaduría Mayor de Cuentas. 3ª época), se conservan numerosas cuentas rendidas por pagadores de Flandes, en las que es posible comprobar los tipos de gastos realizados; las co Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 234-240. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above