Page 288

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 287 acompañando su bandera, so pena aquel que dejare de ir con la dicha bandera o no fuere armado, que sea despedido de la dicha Capitanía y haya perdido y pierda el sueldo que se le fuere debido; y porque si la dicha gente fuere en la dicha jornada para estar en frontera, algunos aunque supiesen ser despedidos, dejarían de ir con su bandera o no irían armados, en tal caso mandamos que demás de ser despedidos e perder el sueldo, hayan perdidos las armas y caballo y estén presos hasta que Nos mandemos lo que se haya de hacer de ellos, y que el que en la jornada de guerra se quedare o despidiere por no ir en ella, sea inhábil para ser recibido en su Capitanía ni en otras de nuestras Guardas en ningún tiempo. 16. Otrosí: mandamos que el dicho Capitán o su Lugarteniente tengan cargo para que no coma la gente de sus Capitanías sobre los labradores por tasa ni fiado sobre prendas, y que cerca dello ejecute el dicho Veedor General y Alcalde de nuestras Guardas las Provisiones que dé Nos tienen. 17. Ítem: que los dichos Corregidor e alcalde de las Guardas, o el dicho Capitán o su Lugarteniente en su ausencia, y la Justicia de los lugares, cada uno en los casos suso declarados, haga pagar la paja y leña, sal y vinagre y aceite, como lo tasaren y tasen a precio razonable como valiere entre los ichos labradores antes que viniere la gente, y esto se entienda teniéndolo los huéspedes para lo vender, y que no les hagan fuerza ninguna el Escudero al tal huésped para que traiga fuera de su casa cosa alguna de lo que él no tiene. 18. Otrosí: mandamos que en los lugares donde estuviere aposentada la dicha gente, les den los mantenimientos a precio razonables sin se los encarecer, e si andando el tiempo se encarecieren, en tal caso tasen los Jueces, según de suso va declarado, que han de conocer entre los Escuderos y los vecinos de los lugares a los precios que valieren en las comarcas. 19. Otrosí: que cuando cualquier de las Capitanías de las dichas nuestras guardas se hubiere de mudar a otro lugar para se aposentar o partir a otras partes, que Nos le mandaremos que los vecinos del tal lugar donde así están aposentados, les den las bestias y hombres de guía que hubieren menester, pagando luego la dicha gente en dineros a treinta maravedís cada al día por cada acémila, y a ciento y veinte por la carreta, y entiéndase que no han de tomar para esto bestias de recueros ni de otras personas que no sean del dicho lugar, y que las carretas y bestias de guía que así llevaren de los tales lugares, no las puedan llevar, aunque vayan largo camino , más de dos jornadas cuando más, y que de dos a dos jornadas en los lugares que llegaren puedan tomar el dicho Capitán o su Lugarteniente las dichas bestias de guía en la manera arriba declarada pagándoles en la manera que dicha es; pero si acaeciere que a las dichas dos jornadas no hubiere bestias, que en tal caso puedan llevar las que trajeren hasta tres o cuatro jornadas y no más- 20. Otrosí: que en el tiempo de dar alcaceres el dicho Capitán o su Lugarteniente, con el Alcalde, o con dos vecinos donde no hubiere Alcalde, tasen y moderen las cebadas y alcaceres que hubiere menester los caballos e bestias de la Capitanía, e los precios que por ello se hubiere de pagar en grueso, e haciendo marco para lo vender por menudo, con tanto que los Escuderos ni sus criados no vayan a lo traer ni segar, salvo teniendo comprada alguna haca por mano de los susodichos y con voluntad de sus dueños, y que ninguno no sea osado de segar ni traer de los dichos alcaceres contra lo que dicho es, so pena que lo pague como de hurto.


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above