Page 292

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 291 y el aderezo con que se presenta; por manera que todas tres personas concurran en el recibir de la dicha gente cada uno para el efecto suso dicho que le cabe, y que si acaeciere que los dichos Capitanes recibieren algún Escudero que no sea tal que concurran en él las dichas calidades que se requieren para nuestro servicio, que el dicho nuestro Veedor general le pueda examinar en el primer alarde o reseña particular o general que se recibiere a nuestras Guardas o a la Capitanía en que el tal Escudero fuere asentado, y le despida si viere que no concurren en él las dichas calidades. 38. Otrosí: mandamos que los Escuderos que fueren recibidos de la manera que dicha es, así Hombres de armas como jinetes sean obligados a tener los caballos y armas y aderezos que aquí dirá; los Hombres de armas un caballo de la brida crecido, y un arnés entero que no sea de puntas y cubiertas pintadas, y cuello, y testera, y su lanza, y adarga, y espada, y puñal o daga, y otro caballo o hacanea sin el principal, y bestias en que puedan traer armas, y los jinetes cada uno un buen caballo y las armas de la gineta de esta manera: corazas, y capacete, y babera, e quijotes, e falda, e guarnición de brazos entera, y lanza, y adarga, y espada, y puñal o daga, y que los jinetes que fueren doblados tengan dos caballos, e que sin traer las dichas armas o caballos, o faltándoles alguna cosa de ellos, que aunque sean recibidos no puedan ganar ni ganen sueldo hasta el día que se presentare con todo su aderezo, según dicho es. 39. Otrosí: mandamos que si después que así fueren recibidos tuvieren alguna falta para estar en la orden con que nos han de servir, que si les faltare al Hombre de armas caballo se le descuente la mitad del sueldo que ganare en el tiempo que no le tuviere, y si le faltare arnés el tercio del sueldo, e si le faltare dobla dirá a razón de cinco mil maravedís por año; y que los jinetes que asimismo no tuvieren dos caballos se libren por sencillos a razon de catorce mil y cuatrocientos maravedís por uno, y que en cuanto a las otras piezas que les faltare no siendo principales, que se les dé termino conveniente para las comprar, e que si dentro del dicho termino no las tuviere que en la primera paga que se les hiciere les tomen lo que fuere menester para ello y se deposite en poder del Contador, el cual tenga cargo de hacerles comprar las piezas que les faltaren, so pena que el Contador que no lo hiciere pague el doble de lo que monta en las dichas armas que le faltan; pero entiéndase que cuando se murieren los dichos caballos y haceneas, que han de tener para tornarlos a comprar el termino contenido en estas Ordenanzas. 40. Otrosí: que porque la dicha gente esté mejor mandada de los dichos Capitanes, es nuestra merced que los Capitanes de nuestras Guardas puedan despedir a cualquier Escudero de su Capitanía si viere que cumple a nuestro servicio, pero si el dicho Veedor General o Contador viere que le despide injustamente, lo notifiquen al nuestro Consejo de la Guerra y envíen la razón por qué lo despidió, para que Nos mandemos proveer sobrello en el nuestro Consejo lo que viéremos que cumple a nuestro servicio. 41. Ítem: es nuestra merced y mandamos que cuando algún Escudero de las dichas nuestras Guardas fuere despedido con justa causa de alguna Capitanía dellas, que no le reciban en otra de las dichas nuestras Guardas sin que se vea primero en el nuestro Consejo de la Guerra la causa por que fue despedido, y se determine en él si puede y debe ser recibido en la Capitanía donde estuvo o en otra de las dichas nuestras guardas, y que si contra lo susodicho fuere recibido que pierda el sueldo que se le debía o debiere, y que todo el tiempo que asi estuviere asentado no gane sueldo, y que el Capitán que le recibiere pague diez mil maravedís de pena para la nuestra Cámara.


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above