Page 299

RHM EXTRA 1 2017

298 ANEXOS 73. Otrosí: ordenamos e mandamos que los nuestros Capitanes de infantería sean obligados a residir en esta nuestra Corte, no estando haciendo gente o en guerra o en frontera, y que hagan sus residencias cada mes ante los Contadores del sueldo, y que el Capitán que no la hiciere, no se le libre ni pague salario alguno del tiempo que por los nuestros libros del sueldo pareciere que no residió, salvo si Nos dieremos para ello especial Cédula, o licencia; pero es nuestra merced que cuando no hubiere guerra o los dichos Capitanes de infantería no estuvieren por nuestro mandado en frontera de enemigos, que tenga cada uno dellos cuatro meses d elicencia cada año, para se ir a sus casas o a lo que les cumpliere; y que no se les libre la dicha licencia sin haber residido los ocho meses del año. 74. Otrosí: mandamos que en lo que toca a las licencias de los Peones de nuestra infantería ordinaria, cuando estuvieren en aposento fuera de guerra y de frontera se guarde la orden susodicha que habla en dar las licencias a los Escuderos, y que ninguno envie Peon a ninguna cosa que le cumpla sino fuere nuestro Capitán General, enviando a algunos avisos de la frontera o a Nos a otras cosas que niestro servicio cumplan. 75. Otrosí: mandamos que los nuestros Capitanes y Contadores y Veedor y Pagadores no detengan la paga ni libranza della a las personas que justamente la hubieren de haver, por enojo ni mal querencia ni otro respeto alguno, salvo por mandamiento de justicia o con acuerdo del Capitán y Veedor, dando justa causa para el embargo, so pena que el que lo contrario hiciere, lo pague con el cuatro tanto, la mitad para el que lo acusare, y la otra mitad para la nuestra Cámara. 76. Otrosí: mandamos que los hombres darmas de las dichas nuestras Guardas e jinetes, anden en la guerra con los caballos y hacaneas con que son obligados a servir sus lanzas, so pena que el que lo contrario hiciere, por la primera vez le quiten un mes del sueldo, y por la segunda dos meses, y porla tercera tres meses, y si fuere Hombre darmas y anduviere a la gineta, que pierda la silla y todo el aderezo que trajere. 77. Otrosí: mandamos que ningun Hombre darmas agora este residente en su Capitanía o vaya con licencia, no pueda vender no venda arnés nuevo que tuviere, sin primero tener otro nuevo y bueno con que bien nos pueda servir su lanza, so pena que el que lo contrario hiciere le sea descontado el tercio de su sueldo que ganare de todo el tiempo que estuviera sin él. 78. Otriosí: mandamos que cad ay cuando llamaremos y se juntaren cualesquier gentes, asi de los nuestros acostamientos como de las ciudades, villas, y lugares d enuestros Reinos, o de cualesquier Grandes e Caballeros, que en lo que en estas nuestras ordenanzas está declarado en lo que toca a la manera que s eha de tener en el tomar de los alardes y en las pagas y en los juramentos que se han de hacer, se guarde y cumpla con la dicha gente, según y por la forma que esta declarado, lo cual mandamos que se haga por los Capitanes e Veedor e Contadores y Pagadores que para la dicha gente fueren nombrados, so las penas en las dichas nuestas Ordenanzas contenidas. 79. Otrosí: porque haya mejor recaudo en la orden de las dichas nuestras Guardas, mandamos que el Contador de cada Capitanía dellas sea obligado de visitar cada mes los Escuderos y armas y caballos y dobladuras de sus Capitanías, y dar razon dello en los primeros alardes que hubiere a nuestro Capitán General, cuando lo hubiere, y al dicho


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above