Page 328

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 327 no por otro vía alguna, en lo cual encargamos a nuestro Veedor General, é Capitanes tengan especial cuidado, é que en los Alardes que se les pasen, que corran sus carreras con lanza, escaramucen, é hagan los demás ejercicios de Guerra; é porque conviene que los Viso- Reyes, Capitanes Generales de nuestras Fronteras sepan el estado en que están nuestras Guardas debajo de su gobierno, ordenamos, é mandamos, que nombre persona que esté presente a los Alardes que tomaren a nuestras Guardas los Veedores, é que al Veedor General le den cuenta de lo que así hobieren fecho en su ausencia. 15. Y asimismo mandamos, que al tiempo que la gente de nuestras Guardas fuere recebida, tomen juramento de cada uno en forma de vía de Derecho, que nos servirán bien, y fielmente, so pena de caer, é incurrir en la pena de los perjuros, é que demás de esto sea visto ir contra las Leyes, é Fueros que en nuestros Reynos hay, de cómo deban servir criados á Señor, é Vasallos á su Rey en guerra, é fuera de ella. 16. Mandamos, que en cada Capitanía ha de haber un Arca de Caballos, é han de tener, para ser admitidos, no ser cerrados, sanos, é buenos, é el que así no fuere, que no los reciban, é estén de fuera de la dicha Arca, para no los pagar, si se murieren, o mancaren, é que ninguno de nuestras Guardas venda Caballo extranjero, so pena de ser despedido. 17. Mandamos, que en el Aposento que nuestras Guardas han de tener en esta nuestra Corte , e fuera de ella, los Aposentadores tengan especial cuidado de señalarlos, en las Aldeas, Villas, é Logares donde rersidieremos de Aposento, hasta veinte, o treinta Posadas para en que puedan estar algunos de ellos, é que para los otros que no hobieren de estar en la Corte, cada vez que la dicha Corte se mudare de un Logar a otro el Capitán que es, o fuere, pidan en nuestro Consejo de Guerra, para que les señalen dos, o teres Logares, o los que les pareciere que hayan menester por Aposento, cinco, o seis leguas de la Corte, hasta que se mude ésta, e á las Guardas les fuere señalado otro Aposento por el dicho Consejo de Guerra. 18. Es nuestra voluntad, que el sueldo que damos a la gente de nuestras Guardas, sea señaladamente para su sustentación, armas, entretenimiento de sus personas, caballos, é otros aderezos de Guerra, que les mandaremos tener; é por ninguna obligación, ni Escritura que ficieren, é otorgaren, se pueda ejecutarles en dicho sueldo, porque hade quedar siempre libre para el efecto susodicho; é mandamos a dichas Justicias, é Jueces de nuestros Reynos lo guarden, é cumplan, é contra ello no vayan en manera alguna. 19. Ordenamos, é mandamos, que no haya más de dos Asteros, que tengan diez u ocho mil maravedíes al año, é se quite el otro, é reciba un Sillero, el cual sea obligado a tener una Tienda de guarniciones, é aderezos de caballos en el Aposento del Veedor General le señale, é dallo, é vendello a la gente de las Guardas a precios moderados, é convenientes, é demás tenga recados para aderezar las sillas. 20. Mandamos, que nuestras Guardas desde aquí adelante se ejerciten en la forma siguiente: Que cada Capitanía se haga tres Cuadrillas, la una de ellas, la primera Fiesta de guardar, oí Domingo de cada mes, corran fortija: la segunda Cuadrilla tornee a caballo el segundo Domingo, o fiesta; é la tercera tornee el tercero Domingo, o Fiesta,


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above