Page 364

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 363 33. Y que los dichos Maestros de Campo, Capitanes , Sargentos Mayores, y otros cualesquier Oficiales den á los Auditores el favor, y ayuda, Escoltas , u otro cualquier sufragio , de que los requieran, y les fuere necesario para la buena administración de la Justicia, sin les hacer dilación, por el daño que podía causar la tardanza en los caros que requieren brevedad, y asistencia, o diligencia; y que en los Alojamientos, y distribuciones de Raciones, o contribuciones u otras comodidades, les acomoden conforme a la dignidad de su cargo, lo más cerca de los Maestros de Campo que se pueda 34. Y para reformar, y reprimir el abuso, y exceso de algunos Ministros, y otros Oficiales, que se persuaden tener poder absoluto sobre las vidas de los Soldados, dándoles heridas mortales, o mancándolos de sus miembros muchas veces por causas ligeras y de poco momento, y lo que peor es, por ofensas particulares, mandamos, y ordenamos a todos los Coroneles, Maestros de Campo, Sargentos Mayores, Capitanes, y otros cualesquier Oficiales de los Tercios, Regimientos, o Compañías de este felicísimo Ejército, de cualquiera Nación que sean, así en la Infantería, como en la Caballería, que de aquí adelante se moderen en el castigo de los Soldados, y que sea de manera que no los maten, ni manquen de sus miembros necesarios para el servicio de S. M. o bien los manden prender para que se castiguen por orden, y vía de Justicia, y esto, cuando fueren inobedientes, y faltaren en las Ordenes, y ejecuciones de la Milicia, y no por respetos, u ofensas particulares, si pena que se procederá contra ellos conforme a derecho. 35. Y porque de aquí adelante nadie se adjudique, ni atribuya jurisdicción alguna sobre los Soldados, por su particular interés, o pasión, o capricho, sin que haya bastante razón, o causa legitima para ello, ordenamos, y mandamos, que de cualesquier Soldados, y otras personas, que los Sargentos Mayores, Capitanes, u otros Oficiales, mandaren prender, sean obligados los Capitanes de Campaña, Baricheles, o Prebostes, y sus Oficiales, a dar luego noticia de ello a los Auditores, para que con toda brevedad conozcan, y juzguen de las causas, ahora sean graves, ahora leves, y que no los suelten sin intervención, y orden de los Maestros de Campo, y Auditores. 36. Otrosí, para evitar la confusión, y desorden que ha habido de algunos años atrás en el irse, y pasarse Soldados sin licencia de sus Maestros de Campo, o Coroneles, u otras personas, de la Infantería á la Caballería; y en contra, al servicio de S. M. y desacato de sus Superiores, mandamos, y ordenamos, que de aquí adelante ningún Capitán de cualquiera Nación que sea, ora de la Infantería ora de la Caballería, se atreva a recibir debajo de su Bandera, ni Estandarte ningún Soldado, que sea matriculado en rotulo de otra compañía de las de este felicísimo Ejército, si no es debajo de suficiente recado, y licencia, so pena a los dichos Capitanes, que a los tales Soldados tomaren, y recibieren en su servicio, de 25 escudos de oro, aplicando un tercio al Hospital Real de este Ejército, y otro tercio al Juez que lo juzgare, y sentenciare, y otro tercio al Denunciador , y el soldado que tal hiciere incurra en pena de muerte, u otra arbitraria. 37. Que no se echen Bandos algunos en que se estatuye alguna pena, sin que se pongan in scriptis, firmados de los Maestros de Campo, o gobernadores, y se entreguen a los Auditores, para que, dando fe un escribano de la publicación de ellos, los asienten en sus Registros, con el día, mes y año, para que ejecuten dichas penas; y que los Auditores oygan las partes en su defensa, sin se opusiere. 38. Y para evitar los abusos que ha habido hasta aquí en la ropa, deudas, y acciones de los Soldados que en este felicísimo Ejército se mueren abintestato, ordenamos, y mandamos,


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above