Page 366

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 365 ANEXO - 18 Ordenanza de 22 de mayo de 1587. Impuesta por Alejandro Farnesio, duque de Parma, y Plasencia, gobernador, y capitán general del os estados de Flandes, para que el preboste del ejército, capitanes de él, y oficiales de justicia, se arreglen a ella1 El duque DE PARMA, y PLASENCIA, &c. Por cuanto nos ha parecido ser necesario, y conveniente, que el Preboste General, y los demás Prebostes, y Capitanes de Campaña, y Oficiales de justicia de este felicísimo Ejército, tengan aquí adelante cierta forma, e Instrucción, por la cual se habrán de gobernar, para que entiendan, y sepan lo que depende de sus cargos, y no dejen de hacer lo que deben, ni hagan más de lo que les toca; y para mayor claridad de las Instrucciones viejas, que hay de dicho Oficio, hemos ordenado, y estatuido los Artículos siguiente. 1. El Oficio de Preboste General es de mucha autoridad, y muy necesario a la conservación de la disciplina Militar, y mantenimiento de la justicia del Ejército, porque es el ejecutor de los Bandos, y Ordenes del Capitán General, y Constituciones Militares, y asimismo de las Sentencias, y Decretos del Auditor General, que en nuestro nombre administra la justicia. 2. El Preboste General procurará siempre estar á la mano cerca de nuestra Persona, ú de la del Maestre de Campo General, para ejecutar las Órdenes que le fueren dadas. 3. Cuando el Capo marchare, o se levantare, tendrá particular cuenta, y cuidado de madrugar, y ser el primero en pie para procurar que el Bagaje, ni Vivandero pasen de su Estandarte, y caminar con la Vanguardia, y enviando sus Tenientes, y Oficiales delante, y atrás, y a los lados, para detener, y mandar hacer alto a los que se adelantaren, y hacer marchar a cada uno por su orden, y debajo de sus Banderas, y Estandartes, y castigar, y reprimir las insolencias, y desordenes de los que salen desmandados, así Soldados, como Vivanderos, y otras cualesquier personas, por lo mucho que importa esto al servicio de S. M. y seguridad del Ejército. 4. Cuando el Campo estuviere de asiento, habrá de salir a menudo con su gente, para prenderá todos los que hallare desmandados, o fuera de sus Cuarteles sin licencia, y otros que hicieren desordenes, é insolencias, y los que contravinieren, y rompieren los Bandos, y Ordenes, y Salvaguardias de S. M. y del Capitán general, de cualesquiera Nación, o calidad que sean, para que en ejemplo de otros sean castigados según la importancia del caso. 5. Todos los Prebostes, Capitanes de Campaña, o Baricheles de dicho Ejército, serán obligados de acompañar al Preboste General todas las veces que le requiriere, sin que lo puedan rehusar, para asistirle, y ser testigos de las ejecuciones que hiciere a todos los que hallare el dicho Preboste General en la Campaña en fragante delito, y rompiendo, y contraviniendo directamente a nuestros Bandos, y Ordenes, que contienen pena precisa, 1 Portugués, J., Colección General de las Ordenanzas Militares, sus innovaciones y aditamentos, Madrid, imprenta de Antonio Marín, 1764, tomo I, pp. 38-45. Esta ordenanza se puede encontrar además en Archivo Histórico Militar (AGS) Colección Aparici, rollo 3, Tomo X, 1589.


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above