Page 376

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 375 Virreyes y Capitanes Generales de lo que esta ordenado, y de avisarme como cumplen, y si habiéndoles advertido lo que está dicho, les ordenaren; que asienten algún Alférez o Sargento, lo harán aunque sea contraviniendo a las dichas ordenanzas, pero avisarme han luego dello, para que dé la orden, que fuere servido so pena de un año de sueldo en que desde luego condeno al que no lo avisare. Y otro si mando, que a ningún Capitán, Alférez, ni Sargento que dejen la compañía, bandera, o gineta, se les dé entretenimiento ni ventaja, sino a aquellos solamente que fueren reformados en reformación de banderas, y no caen debajo desta regla los impedidos por causa de vejez o heridas. 13. Que los Maestros de Campo tengan particular cuidado de ver y ordenar, que los soldados de sus tercios se reduzcan a camaradas siguiendo la buena y antigua costumbre, que solía haber, y que cuando la gente estuviere alejada se ejercite a menudo saliendo al campo formando escuadrones, encaminando, y haciendo otros actos de agilidad, porque demás de que así se harán diestros para el tiempo de la ocasión cesarán los inconvenientes, que la ociosidad trae consigo. 14. Que los Capitanes conozcan sus soldados, y los hagan obrar de Padres, y les honraren, y particularmente a los que por su virtuoso, y honrado proceder lo merecieren, y tengan cuidado de enseñarles lo que deben hacer melinandolos y persuadiéndolos al temor de Dios, celo de mi servicio, y a proceder honrada, e inestimadamente, y sufrir con paciencia los trabajos, y entiendan los dichos Capitanes, que el bueno, o mal proceder de sus soldados, depende de la buena, o mala disciplina que dellos habrán deprendido, y qué yo para premiarlos, o no, he de mandar, tener mucha cuenta con el cuidado, o descuido que desto tuvieran, y lo mismo encargo que tengan mis Virreyes, y Capitanes Generales con los que así lo cumplieren. 15. Que los Capitanes, y entretenidos, y aventajados en la infantería guarden la buena costumbre, que siempre ha habido de entrar de guardia armados, y dormir en ella sin desnudarse, so pena de un mes de sueldo por la primera vez, y por la siguiente pierda el Capitán la Compañía, y los demás el entretenimiento o ventaja, lo cual mando se ejecute irremisiblemente en los que lo contrario hicieren, para que demás que del descuido, que en esto ha habido de algunos años a esta parte, ha resultado andar muy mal armados, y estarlo al tiempo se ha dado muy mal ejemplo a los soldados. 16. Que los Capitanes, y Oficiales no ocupen a los soldados de sus compañías en servicios particulares suyos, como se entiende lo han hecho, y hacen algunos, so la pena que les pusiere el Capitán General. 17. Que la pena que está establecida contra el soldado, que parece en nombre y plaza del otro se ejecute irremisiblemente, y el capitán u oficial que hubiere sido causa dello pierda por la primera vez dos meses de sueldo, y por la segunda sea condenado a privación de oficio, y porque estos fraudes se hacen de ordinario valiéndose de bisoños, que no saben el delito que comenten, mando a los oficiales de sueldo, que al tiempo de asentarlos los adviertan de la pena en que incurran, y que se ejecutara sin revisión, para que después no aleguen ignorancia. 18. Que en cada tercio no haya más banderas de las que cupieren según el número de los soldados que hubiere en el tercio, con que en España hayan de tener cada compañía por lo menos ciento cincuenta soldados, y fuera de España cien y no menos, y que así todas partes cada compañía haya de tener la mistad del número de sus soldados con picas, y la


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above