Page 391

RHM EXTRA 1 2017

390 ANEXOS dichos justicias que en el juzgar de estas causas se les guarden y hagan guardar puntualmente según y como les están concedidas pero bien permito que infragante delito, los dichos alcaldes de mi casa y corte, jueces y justicias dellas y de los demás lugares de mis reinos y señoríos donde se hallare cualquiera de los dichos, mi capitán general prender a cualquiera persona de la gente dellas pero se lo han de remitir presos luego que los prendieron sin esperar para ello mandamiento mío, nueva consulta, ni emisión alguna y en los lugares donde no se hallare ninguno de los dichos capitán general o si lugar teniente o alcalde de las guardas han de remitirlos presos y autos judiciales de las dichas causas civiles o criminales con toda brevedad y sin hacer molestia alguna a las partes mando que el mi consejo de justica ni las dichas audiencias de las chancillerías no se embaracen en manera alguna en que procedieren los dichos capitán general y su teniente general o alcalde de las guardas , aunque sea por decir que escedere a su jurisdicción por que sin embargo de eso se les han de remitir las causas dichas, conforme a lo de suso referido, y acudir al mi consejo de guerra a donde se les hará justicia y todo lo contenido en este capítulo es mi voluntad y mando que se guarde y cumpla sin replica ni interpretación alguna so pena de cincuenta mil maravedís para gastos de guerra en que incurra la justicia que fuere inobediente , habiendo sido requerido a la cédula o su traslado signado de escribano que mande despachar y se despachó por el mi consejo de guerra en razón de todo lo susodicho dad en Madrid a 6 de diciembre de 1626 años, lo cual se ha de guardar con la limitación referida, y que se cobren de sus bienes los salarios que se causaren en la ¿? y vaya a esbararlos el juez realengo que se hallare más cercano a la parte donde sucediere el caso sin ser para ello necesaria otra cedula ni despacho, más de copia autorizada de escribano delante, con la cual ha de ser requerido y ha de ir a vista del fuero o justicia que fuere inobediente cien mil maravedís de salario al día para su persona y 500 para un alguacil y 500 para un escribano de los que se ocuparen de ida estados y vuelta, y al juez que fuere doy poder y comisión para que los dichos cincuenta mil maravedís de la pena y los salarios de su persona, escribano y alguacil los cobre de los bienes y haciendo al tal juez inobediente y que para este efecto los pueda vender y venda en publica almoneda o fuera de ella, y haga ciertos seguros y depare los bienes que por esta causa se vendieren a las personas que las compraren que tal es mi voluntad y conviene a la buena administración de la justicia. 17. y porque en el dar y señalar los alojamientos a la gente de las dichas guardas ha habido muchos desordenes por lo pasado y queriendo acudir al remedio es mi voluntad y mando que a aquí adelante los alojamientos se hagan en lugares grandes de quinientos vecinos o más conforma a un capitulo asentado con el ¿? en la convención de los millones sin que se repartan soldados en otros lugares y que el dicho mi capitán general proponga en el consejo de guerra la parte que fuere aposento para que en él se determine y señale donde se ha de consultar el dicho alojamiento guardando en cada uno las exenciones y reservas que tuviere por cedulas mías y que donde hubiere convento de religiosos se excusen los inconvenientes que podían suceder. 18. Cuando sucediere volver a aposentarse la dicha gente de las guardas a algún alojamiento en que una vez hayan estado, ha de tener cuidado el dicho mi capitán general de que las compañías no se vuelven a alojar a los mismos lugares que estuvieren la primera vez sino que se miden y se truequen de unos a otros lugares. 19. Después de señalado el alojamiento a la gente en la firma referida, y mi voluntad que en el repartirla la compañía se tenga al orden siguiente, que el capitán su lugarteniente


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above