Page 393

RHM EXTRA 1 2017

392 ANEXOS llo de las que sirven ahora y adelante sirvieren en las dichas guardas, que así debieren caminando, sino que llevando certificación de los contadores de mis compañías de que vienen dellas y vienen a sus casas y son de los que tienen obligación a residir en los estandartes o que asimismo van de sus casas a residir en ellos al tiempo que les tica y siendo el al lugar donde fueren paso directo y forzoso para su viaje y con los tales lugares se les ha de dar solamente posada y cama y no de comer ni bagaje que quisieren otra cosa lo han de pagar como lo paga cualquiera de los que caminan y los que lo contrario hicieren sean castigados con rigor en conformidad de la cédula que el Rey mi Señor y padre que Dios tiene, mando despachar el veintisiete de mayo de 1616. 23. los lugares a donde la gente estuviere de aposento no han de subir los precios de las vestimentas para que por razón de ser caras la gente se mude de allí y vaya a otra parte, y viendo el capotan o su teniente que lo hacen por esto fin se les tasará justamente con uno de los alardes del lugar a precios justos y moderados como en la ¿?valieren. 24. Cuando la gente de las guardas se mudare de un alojamiento a otro se ha de guardar la orden que quedo referida con la ordenanza y los lugares y pueblos de donde salieren les han de dar las bestias de guía, y todo el otro carruaje que menester hubieren y no han de ser de arrieros ni otras personas de fuera del lugar y las bestias y carruajes que les diere lo hade pagar la dicha gente a precios justos y moderados según el tiempo en que se tomaron y precios de los mantenimientos como la terminare el capitán o cabo a cuyo cargo estuviera la tal gente de las guardas del que fuere haciendo oficio de veedor, teniendo atención al precio que los otros carruajes, carretas y bestias podrían costar entre los vecinos y otrosí: cualesquier personas que lo hubieren de alquilar, por manera que las personas cuyos fueren los dichos carruajes no sean agraviados lo cual hayan de pagar antes que salgan del aposento y que el dicho carruaje ni otras bestias no las pueden llevar más de dos jornadas como mucho, pero no hallando otras bestias y carruajes puedan pasar con ellas otras dos jornadas más adelante y que el capitán o cabo o el que fuere haciendo el oficio de veedor tengan particular cuidado que se pague el dicho carruaje, y que al tiempo que se tomare miren y vean que sean con menos daño de los pueblos que ser pueda, pero permitimos que si es el aposento de donde partieren o en si comarca hubiere lugares pequeños en que no haya estado aposentada gente y en ellos hubiere carretas o bestias de guía se pueden tomar de los tales lugares para que sirvan con el dicho carruaje por la orden susodicha porque con menos molestia de todos los lugares que la gente hubiere tenido de aposento se provea lo necesario. 25. En el tiempo de dar verde a los caballos de la dicha gente el dicho capitán o su teniente con su alcalde del lugar o dos vecinos donde no hubiere alcalde, tomen y moderen las cuadras y ¿? que la dicha gente hubiere menester parta dar verde a los caballos y otras bestias de las compañías y los precios que por ello se hubiere de pagar en grueso y hagan avance para lo vender por ¿? y que los de la compañía ni criados suyos no hagan a lo traer ni segar, solo teniéndolo comprado en parte por mano de los susodichos y con voluntad de sus vecinos y que ninguno se traiga ni siga los dichos aliceres contra lo que dicho es, so pena que lo paguen como hurto. 26. La gente de las dichas guardas no se ha de aposentar en las huertas, y vergeles, viñas ni arboladas, que hubieren en los lugares que se les señalare alojamiento ni los ha de talar ni destruir so pena que el que lo hiciere pagare el daño con el doble a cuyo fuere,


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above