Page 412

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 411 ausencia y faltas de armas y caballos y otras cosas que tuvieren cada uno y que se deban descontar hasta el último alarde que se hubiere tomado para que el Veedor general y los otros Veedores vean en ellas las dichas ausencias y faltas y si conformare con las que ellos han puesto en los alardes y asimismo la dicha gente sepa y tenga entendido lo que se le ha de descontar y en qué tiempo y los contadores les han de dar luego que se tome la muestra y notificarlas las multas para que las sepan y entiendan y en las dichas nóminas que se enviaren originales para la paga vaya y se ponga otro tanto como en el traslado que quedare en los libros del sueldo sin que en ellos pueda quedar ni quede más de aquello que fuere puesto en las nóminas originales. 79. Porque la experiencia ha demostrado que conviene que el Alcalde de las guardas sea persona de letras y platica en negocios y con el sueldo que ahora gozan puede escoger de las partes y calidades necesarias para tener con que se sustentar es mi voluntad y mando el que ahora sirve y adelante sirviere haya de gozar y goce de 200 mil maravedís de sueldo al año para que pueda servir con puntualidad y elegir persona apropósito para este oficio como se hace en los demás tribunales míos y él pueda vivir recta y limpiamente y residir en los alojamiento el tiempo que se le ordenare y con el dicho sueldo no ha de poder llevar decimas algunas ni los alguaciles de las dichas guardas más derechos de 4 reales de cada ejecución aunque la cantidad por la cual se hiciere la ejecución fuere muy grande. 80. Cuando algunos de las dichas guardas falleciere o se despidiere o fuere despedido se dejare o tuviere buenos aderezos de armas y caballo el Veedor general o los otros veedores donde el no residiere y el Capitán o su lugar teniente de la compañía donde fuere den orden que teniendo necesidad alguna de la tal compañía o de otras de las guardas de las armas y caballos que así dejaría muerto o despedido se mejore en ello o lo que le faltare tomándolo por lo que justamente valiere y lo hagan luego pagar al cual lo tomare por manera que las buenas armas y caballos queden siempre en las guardas y que el que fuere despedido o se despidiere ni los herederos del difunto puedan sacar de sus aposentos sus armas y caballos hasta que el dicho Veedor general o veedores donde el no estuviere y el capitán o su lugar teniente le de licencia para ello por no ser los dichos caballos y armas buenos o no necesarios no se les pague el sueldo que se les quedare decrecido hasta que habiéndonos hecho relación dello mandemos lo que se ha de hacer y los contadores de las compañías han de tener obligación de dar cuenta al Veedor general de las guardas o a los veedores particulares en su ausencia de los que hubieren muerto o despedido de sus compañías y de las armas y caballos que han dejado para que siempre se sepa y entienda lo que hecho dellas no permitiendo que el capitán, teniente u otro ningún oficial se quede con ellas. 81. A la gente de las dichas guardas no han de traer armas en serones sino en cajas de madera porque estén siempre limpias y bien guarnecidas so pena de 10 bastos al que lo contrario hiciere y que el Veedor general o particular se las haga tener y comprar en la primera paga de lo que le fuere librado. 82. En las dichas nuestras guardas no ha de haber más de dos asteros y han de ganar a 18 mil maravedís cada uno al año como hasta aquí han ganado y un oficial sillero que sirva de tener y hacer guarniciones él que ha de ganar otros 18 mil maravedís ay ha de ser obligado a tener una tienda de guarniciones y aderezos de caballos y en el aposento que el Capitán general le señalare y darlo y venderlo a la gente de armas en precios mode


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above