Page 425

RHM EXTRA 1 2017

424 ANEXOS medio de haber descaecido mucho mis Ejércitos, por ser mayor el número de Oficiales, y Soldados casados en las partes referidas, que el de los solteros, porque los unos, y los otros si son personas de puesto, se casan por afición, y si acierta a ser con mujeres nobles, es sin dote, fundando la consideración de la hacienda el sueldo que llevan mío, aprovechamiento de sus cargos, y mercedes, que viviendo ellos, y después de fallecidos, se emplea en sus mujeres, e hijos, necesitando por esta vía acudir a dos cosas rigurosísimas para mi servicio: la una haber de sustentar dos Ejércitos, uno de los vivos que me sirven, y otro de los muertos, que me sirvieron, en sus mujeres, e hijos, que no pueden servir: y la otra, que los Ministros que tienen puestos grandes en los Ejércitos, por complacerlos, emplean las Compañías de Caballos, y los Tercios en sus hijos, y yernos, antes de que sean capaces de poderlas merecer por sus personas, quejándose cuando se hace lo contrario; a que se acrecienta, que para sustentar estado tanto más costoso como el del Matrimonio, extienden el valor de sus cargos, lo que no puede dejar de ser en perjuicio grande de mi hacienda, y Vasallos, mal quitando también a mis Ejércitos en los Países Neutrales, por ser intolerable sufrir tantas sacaliñas, y extorsiones como padecen siempre que los alojan. Juntase a esto, que los Soldados de sueldo ordinario, casi siempre, no solo con mujeres pobres, sino de ruin reputación, haciendo los mismos excesos a proporción de su fortuna, y el alojamiento que pudiera tener un Soldado solo, no le puede sustentar con mujer, con tres, o cuatro hijos, ni mi sueldo tampoco: con lo que la necesidad, y el vituperio los anima a todo género de indignidades; y la atención que se había de emplear en la puntualidad del servicio, ocupan en adquirir violentamente todo lo que pueden para el sustento de sus familias: los Ejércitos en Campaña parecen Aduares, y los Cuarteles Aldeas, llenos de mujeres, y muchachos, que embaran mucho las jornadas del Ejército; consumen otra tanta cantidad de batimientos, imposibilitando por este respecto muchas expediciones de grande importancia. A los niños que dejan, cuando muere, es preciso asentarles plazas, porque no quede sin remedio para su sustento, y esto acrecienta el número de la gente, que no es efectiva para el servicio, deshaciendo en las Provincias la estimación de los Oficiales, a quienes ven extenderse cosas ilícitas; (sufriendo ellos muchas indignidades por esta causa) y a los Soldados ordinarios casados tan vilmente. Por todo lo cual, y otras razones, que se han considerado, es mi voluntad, y ordeno, y mando expresamente, que de aquí en adelante no se pueda permitir, ni permita que los Soldados Españoles, y Italianos que hubiere en los Países Bajos, no se case mas de la sexta parte de ellos, y a todos los demás se les borren las plazas que hubieren sentado, y no las puedan sentar en otra parte alguna, dándoles un Pasaporte en que se declare la causa, para evitar el inconveniente de pretender asentarla de nuevo, con el cual se puedan ir a vivir con otra ocupación donde quisieren; y lo mismo se ha de entender con los Españoles que se casaren en Italia: y si fuere persona de puesto (por grande que sea su cargo) quede luego vaco, y se provea en otro, sin que en esto haya dispensación, ni licencia; pero con calidad expresa, que todos los que tuvieren puesto de Capitanes arriba, no lo puedan hacer, sin tener primero la licencia mía por escrito, a la cual preceda, que el Capitán General, debajo de cuya mano sirviere, me informe de la calidad de la persona, años que tuviere de servicios, y puesto en que entonces lo hiciere; y si sin obtener la dicha licencia mía por escrito se casare, por el mismo caso pierda el puesto, y quede vaco para poderse proveer. Que los Capitanes, Alféreces, Sargentos, Soldados particulares, y Aventajados tengan obligación a sacar licencia en escrito de si General y de otra manera no se casen, y si lo hicieren, pierdan sus puestos, entretenimientos, y ventajas y cuanto a los Soldados ordinarios, donde estuviere el


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above