Page 428

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 427 49. Y porque conviene ocurrir a la necesidad de los Soldados que salen heridos de las ocasiones, ordeno, y mando a mis Capitanes Generales les libren, y hagan pagar de contado algunas pagas de si sueldo, o gratuitamente, sino las alcanzare, para que los curen; y que los hicieren servicio grande (aunque no sea de los contenidos en la Ordenanza 32) los premien con cadenas de oro del valor de cincuenta hasta doscientos escudos, con una Cedula, en que se refiera la Causa por que se los dan, para que en las ocasiones de acrecentamientos de cargos se tenga noticia, y cuidado de premiar sus servicios con ellos. 50. Que ningún Ministro mío de la Guerra de Certificación de cosa que haya sucedido en ocasión en que él no se haya hallado presente, y por el mismo caso que lo haga, queden reprobadas las tales Certificaciones; y para que se tenga verdadera noticia de los que se señalen en la Guerra, y se pueda con justificación premiar a los que lo merecieren, encargo, y mando a mis Virreyes, y Capitanes Generales de Ejércitos, y Armadas, tengan cuidado de hacer que los Ministros de Guerra, que se hallaren presentes en las ocasiones, les den luego cuenta de los que en ella se hubieren señalado, declarando en que, y como; y manden a sus Secretarios lo asienten con fidelidad que deben en Libro, que para ello haya; así por la memoria, y cuenta, que es justo tengan de acrecentarlos en lo que se fuere ofreciendo, como para enviarme relación de ello; y las Certificaciones que se hubieren de presentar en mis Consejos, no han de ser menos que de Capitanes de Infantería, Galeras, o Navíos donde hubieren servido, poniendo expresamente en las Certificaciones, que se hallaron presentes a los casos de que las dieren; y si en algunos no se hallare presente el Capitán, sino el Alférez, este de la tal Certificación con las mismas calidades. 51. Que fuera de los entretenimientos, que señaladamente ha de haber por mi Orden cerca de los Virreyes, y Capitanes Generales, no se provea ninguno donde no haya Presidio de Infantería, ni en ningún Soldado que pueda servir debajo de Bandera; y si por algunas causas Yo mandare proveer algunos, sea con expresa obligación de servir en la Infantería de la misma manera que los Aventajados; y los Despachos, que se dieren, lleven esta clausula 52. Porque ninguna cosa anima tanto a los hombres como la esperanza cierta del premio, deseando establecer cosa en que le reciban generalmente todos los que me sirvieren: tengo por bien, y mando que cualquiera Soldado que hubiere servido veinte años continuos donde hubiere Guerra viva, en tierra, o en las Armadas, o Galeras, (de que ha de constar por Certificaciones de los Oficiales del sueldo donde sirvieren) se le den trescientos ducados por una vez, demás de otra cualquiera merced que se hubiere hecho por sus servicios. 53. Porque en el largo discurso de los trabajos de la Guerra, y en años de edad, vienen algunos Soldados a no estar para servir en Campaña, y es justo, que habiendo gastado su juventud en servirme, tenga al a vejez donde continuarlo descansadamente: quiero, y mando, que en los Lugares marítimos de estos Reynos haya setenta plazas, las veinte de doce ducados, veinte de a ocho, y veinte de servicios; y que el mi Consejo de Guerra tenga mucho cuidado de preferir entre los tales a los que hubieren militado en mis Armadas, o Ejércitos donde ha habido, o hubiere Guerra rota; y todos se repartan en los lugares marítimos de más importancia, como pareciere al dicho mi Consejo de Guerra, asistiendo cada uno en el que fuere señalado, para dar su parecer en las ocasiones de


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above