Page 431

RHM EXTRA 1 2017

430 ANEXOS Cárcel, y se le borre la plaza que tuviere. Y para que cese esta mala costumbre de jurar, por lo mucho que nuestro Señor se ofende de ella, mando a los Maestros de Campo, que cada uno en su tercio haga observar inviolablemente esta Ordenanza, y que habiendo juntado al Capellán Mayor, y Capellanes de él, con acuerdo de todos, si no estuviere formada la Cofradía, que se acostumbra tener en los Tercios de mis Ejércitos, se forme, y entre las demás coas de ella se establezca, que por cada juramento den, los que pudieren, la limosna que le pareciere a la dicha Cofradía; y aunque, por la misericordia de Dios nuestro Señor, esto de los juramentos esta mas reformado, por la reputación que justamente hace de ello la gente principal de los Ejércitos, siendo lo contrario cosa tan fea, e indigna; pero para que esto vaya delante, encargo, y mando a los dichos Maestros de Capo, Capitanes, y Oficiales, procedan en lo que a esto toca de manera, que los Soldados tomen ejemplo de ellos, y se avergüencen de hacer lo contrario. 67. El que de hecho, o de palabra diere ocasión de afrenta, sea rigurosamente castigado al arbritrio del Capitán general, hasta poder llegar a darlo por infame, según las circunstancias, y calidades del caso. 68. Que si sucediere algún motín, tengan los dichos mis Capitanes Generales Libro, y Memoria, no solo de los autores, Oficiales, y consejeros de él, y de los demás Soldados amotinados, sino tambien de los Capitales, por cuya flojedad, e imprudencia hubiere sucedido, y me avisen de los que son; y el mismo aviso den a los demás Virreyes, y Capitanes Generales, y otros Ministros donde hubiere gente de Guerra, para que no los admitan a oficio Militar alguno, ni los aventajen, porque desde ahora los declaro incapaces de ventajas, y oficios en la Milicia: y es mi voluntad, y mando, que si alguno de los que se hubieren hallado en motín, alcanzare después, con encubrir sus culpas, cualquiera premio, o lugar en la Milicia; en cualquier tiempo que se supiere, se le quite, siempre que constare haber sido amotinado: lo cual se cumpla inviolablemente, no teniendo particular dispensación mía para obtener el tal lugar, o premio. 69. Y porque tengo mandado de la manera que han de ser tratado los dichos amotinados en sus tierras, y naturalezas, cuando volviesen: ordeno y mando , que de las Relaciones que vinieren enviadas por los dichos mis Virreyes, y Capitanes Generales, se le de Lista al Presidente de mi Consejo Real de Castilla, para que haga ejecutar, con puntualidad que conviene, la Ley, que sobre esto esta ordenada: y lo mismo mando se haga a los demás mis Reynos, y Estados con los Presidentes de los Consejos de ellos, y los Virreyes, y Gobernadores. 70. Una de las cosas más convenientes a mi servicio es evitar las fugas, que los Soldados hacen de sus Banderas, lo cual por lo pasado no solía suceder, a lo menos con tanta frecuencia, ha dado mucha causa al descaecimiento de mis Armas, y con el tiempo se ha ido sintiendo más este daño, siendo el que principalmente impide los buenos efectos de ellas, y el haber Ejércitos Veteranos; y obligado estas fugas a tenerlos nuevos, y de ruin calidad, que es lo que evidentemente ha estorbado los grandes progresos de mi Monarquía, en servicio de Dios nuestro Señor, y aumento de la Religión Cristiana; lo cual ha procedido de la liviandad ordinaria en la gente de la Guerra, inclinándose a ir vagando de una Provincia en otra, viendo que por esta culpa no se impiden sus acrecentamientos, y estar en uso, que ni aun en muy pequeña parte de estimación se disminuyen por estas fugas, buscando la comodidad, y descanso en las provincias, donde los trabajos, y peligros son menores, y por la falta de castigo, no habiéndose dispuesto hasta ahora con


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above