Page 436

RHM EXTRA 1 2017

ANEXOS 435 Cuando el Ejército estuviere acuartelado en Barracas, y si fuere campeando, haciendo alto las noches (en cuyo caso se dispone la gente con frente de Banderas) se dé el cuerno derecho siempre a los Españoles; y lo mismo se haga en los sitios que se pusieren a las Plazas del Enemigo, en que tambien se dispone la gente en frente de Banderas; porque raras veces, y solo a vista del Enemigo, suelen quedarse en Escuadrón los Batallones, y ocupar los Lugares, que en frente de Banderas hubieran de ocupar. Y porque en los sitios de plazas se tiene más consideración en repartir los Cuarteles a los puestos más a propósito para hacer los aproges, que al cuerno derecho, o al izquierdo: ordeno, y mando que a la Nación Española se encomiende la parte, donde hubiere mejor disposición de poder apretar la plaza. Cuando el Ejército saliere de Cuartel sobre arma, que haya tocado el Enemigo, con resolución de llegar a las manos aquel día, salgan siempre los españoles de Vanguardia; y caso que habiendo salido el Ejército, o parte de él, en la forma dicha, por faltar tiempo, u otro accidente, se hubiere de hacer Cuartel, o volver al mismo, para ejecutar el día siguiente el propio designio, salgan tambien de Vanguardia los Españoles, y esto todas las veces que se saliere del Cuartel, con fin determinado de que aquel día se haya de pelear en cualquier forma que sea; y lo mismo se entienda el día que el Ejército se presentare sobre la Plaza que hubiere que sitiar. Los días que se tratare solo de marchar, el primero (después que el Ejército se hubiere juntado en la Plaza de armas) marchara la Nación Española de Vanguardia, y las demás como el General las repartiere. Y porque los demás días se van los Escuadrones mudando por su turno, y el que iba de Vanguardia, pasa al día siguiente a la retaguardia, quedando de Vanguardia el que le seguía: es mi voluntad, que si marchando se tocare a arma, y por encontrar con el Enemigo de repente, no hubiere lugar de disponer el Ejército en batalla, antes de comenzar al pelear, dando la vanguardia a la Nación española, si no que sea fuerza que comience el Escuadrón, por cuyo puesto el Enemigo acometiere, (pues ni podrá, ni será razón que deje su lugar) irán ocupando los puestos, que el General les señalare los demás Escuadrones, como fueren llegando, conforme la necesidad del combate. Y porque podrá sucedes, que los Españoles sean los más apartados, y no habrá, en tales casos, forma para darles su lugar por elección, sino por necesidad, según el estado en que se hallare el combate, y puestos que estuvieren por ocupar: es mi voluntad, que siempre que se ofreciere ir mejorando gente de unos a otros, se vaya adelantando la Española, prefiriendo a las demás, pasando ella, del puesto en que se hallare, a incorporarse con el Escuadrón que tuviere Vanguardia, y no a precederle. Y si hubiere tiempo para disponer el Ejército en batalla, el cuerno derecho toca a los Españoles, y caso que algún Escuadrón se haya de adelantar a puesto más cercano al enemigo, le toca tambien aquel lugar, con aditamento, que si el cuerno derecho estuviere más retirado, o cubierto con marrazos, riveras, o puestos tales, que s epoda juzgar que lo fuerte del combate no puede ser por aquella parte, se le debe dar, y dará de los otros puestos el más cuidadoso, pues la acción que tienen es a la Vanguardia, y esta se considera en la parte más vecina a pelear con el Enemigo, y de mayor cuidado, sea a un lado, o sea al otro, adelante, o atrás, y así en las retiradas, cuando el Enemigo quedare a las espaldas, la que por respeto de marchar fuere Retroguardia, por esta consideración vendrá a ser Vanguardia, y tocara a los Españoles retirarse los últimos. Cuando se formare un Batallón de diferentes Naciones, se le dará el costado derecho a los Españoles, sin que se muden alternativamente del uno al otro costado, como las demás Naciones lo acostumbran entre sí: pues el costado derecho marcha siempre el primero, cuan


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above