Page 81

RHM EXTRA 1 2017

80 PABLO MARTÍN PRIETO de la Corretja87. Tales cuerpos apuntan directamente a la Modernidad, pues constituyen avances hacia la implementación de unidades permanentes. En Navarra, como es sabido, la necesidad de alistar efectivos para defender sus fortalezas normandas hizo necesario a Carlos II poner en pie el nuevo sistema de reclutamiento voluntario a soldada, en 1353. Este proceso, que se acabará de imponer con carácter general en poco tiempo, queda bien documentado por la cantidad de piezas de archivo que su instrumentación requería: desde las listas de reclutamiento hasta las cartas de pago, todo lo cual permite conocer el número de los efectivos alistados, sus nombres, procedencias y lazos sociales, así como el escalonamiento de las soldadas que se ofrecían de acuerdo con el equipamiento y la forma de combatir de cada cual88. A partir de 1429-30, los que se alistaban no sólo recibían soldadas, sino además otras ventajas, como ayudas de la corona para adquirir monturas y piezas de armamento, avituallamiento, junto con las tradicionales indemnizaciones por la pérdida de monturas, ayudas para el rescate de cautivos y ocasionales recompensas individuales por servicios señalados, que con el tiempo pasarán a ser vitalicias y aun hereditarias89. Para la financiación de estos gastos militares las Cortes navarras aprobaron unas contribuciones extraordinarias, llamadas cuarteles por el sistema de recaudación empleado desde 1377, que con el tiempo pasaron a ser un ingreso ordinario más de la hacienda90. CONCLUSIÓN Como se ha podido apreciar, las formas de hacer la guerra y de organizar prácticamente el esfuerzo bélico sufrieron una importante evolución durante los siglos medievales, tanto en la Corona de Aragón y Navarra como, en general, en el conjunto de los reinos cristianos ibéricos. Dichas transformaciones son acompañadas e impulsadas por unas series de preceptos, prácticas y normativas que regulan y documentan una interesante multiplicidad de aspectos. Desde las prescripciones de deberes militares (con sus exenciones) reflejadas en las cartas de fuero, población y franquicia hasta 87  Ibidem, pp. 186-187. SÁIZ DE LA MAZA LASOLI, R.: La orden de San Jorge de Alfama. Aproximación a su historia, CSIC, Barcelona, 1990. BRESC, H.: “‘L’Empresa de la Correge’et la conquête de la Sicile: le royaume errant de Martin de Montblanc”, en Anuario de Estudios Medievales, 23, 1993, pp. 197-220. 88  FERNÁNDEZ DE LARREA ROJAS, Guerra y sociedad en Navarra, pp. 61-81. Un ejemplo de orden real de alistamiento, en el doc. no. 18 del apéndice, p. 145. 89  Ibidem, pp. 81-83. 90  Ibidem, p. 87. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 80-84. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above