Page 62

BIP 157

! ¡A cubierta 60 BIP «Soy Andaluza, pero afincada en Galicia», nos comenta Ana Acevedo Gómez, natural de Huelva, que ingresó en la Armada en diciembre de 2006, en la Escala de Marinería y Tropa. Hoy es sargento con Especialidad en Artillería. Está casada y tiene un hijo de 7 años. Hasta aquí, todo muy normal, pero si decimos que es una gran campeona en el deporte del Boxeo, se convierte en una «rara avis» en el entorno de la Armada: Yo empecé desde pequeña con 13 años a realizar deportes de contacto, primero practicaba kick boxing y más tarde me dedique sólo al boxeo. Comencé simplemente porque me gustaba hacer deporte ya que, junto con el atletismo, eran los que más me aportaban. Realmente nunca me lo tomé en serio, lo practicaba pero sin que llegara a quitarme tiempo de mi vida personal, sólo como entretenimiento. Cuando entré en la Armada lo practicaba esporádicamente, porque era muy difícil navegar y seguir los entrenamientos. Más tarde fui madre y me dediqué de lleno a mi hijo, abandonando los entrenamientos. Al igual que en el Deporte, siempre he tenido claro que mi carrera profesional la quería desarrollar en las Fuerzas Armadas. Cuando terminé el Bachillerato, decidí ingresar; y entonces me atraía más el Cuerpo de Infantería de Tierra, porque lo relacionaba más con la práctica deportiva y con una vida más activa, pero al final tuve la oportunidad de coger una plaza de Artillería en Armada y no me lo pensé, porque era otra de Una «rara avis» en la Armada las opciones que me gustaban; todo lo relacionado con armas, cañones y misiles... Hoy día no me arrepiento, ya que me encantan los barcos, la vida a bordo y el trabajo que realizo. Mi primer destino fue un patrullero Clase Barceló, que hoy ya están dados de baja donde, a pesar de que mi especialidad era Artillería, al tratarse de un buque pequeño, en el que solo éramos diez marineros de todas las especialidades, todos realizábamos funciones en cualquiera de ellas: Maniobra, Administración, Hostelería... Allí te sentías dentro de una pequeña familia, y para mí fue una etapa en la que aprendí mucho y disfruté al máximo, ya que aún no tenía la responsabilidad de atender a una familia y, además, me encantaba salir a navegar cuantos más días mejor. En 2010 esperaba ya mi primer hijo, por lo que fui comisionada a la Comandancia Naval de Huelva, mi lugar de nacimiento; y, después tuve la suerte de ocupar esa Sargento Ana Acevedo Gómez


BIP 157
To see the actual publication please follow the link above