Page 108

Revista Historia Militar Extra 1 2018

LAS FORTIFICACIONES EPISCOPALES DE LA CORONA DE CASTILLA 107 SIGLO XI. LAS PRIMERAS FORTIFICACIONES Una de las primeras fortificaciones promovidas por el estamento eclesiástico la tenemos en el arzobispado de Santiago de Compostela. Así, a mediados del siglo X, ante el peligro normando, Sisnando II, obispo de Iria Flavia-Compostela, con el permiso de Sancho I el Craso y con el fin de defender el sepulcro del apóstol y la ciudad del llamado tercer gran ataque normando, construyó una primera defensa alrededor de la iglesia y el barrio anexo, llamado “locus Sancti Iacobi”, con murallas, torreones y fosos4; igualmente, fortificó los lugares de La Lanzada (Sanjenjo) y Cedofeita (Lérez)5. Posteriormente, el obispo Cresconio (1037-1066) levantó una gran muralla para la defensa de la puebla de Santiago, a la que dotó de sus correspondientes torres6 y que englobaba los nuevos barrios que habían surgido en la ciudad al calor de la devoción al santo apóstol. La labor fortificadora de este obispo fue fundamental, ya que además de esta muralla construyó las dos grandes torres defensivas de la catedral e hizo obras en la fortaleza más importante de la diócesis: el Castellum Honesti. Fig. 1. Plano de 1595 de la ciudad de Santiago de Compostela que refleja las murallas medievales 4  Flórez, Enrique: España Sagrada. El estado antiguo de la Iglesia Iriense. Tomo XIX, Madrid 1792, p. 149. 5  Sánchez Pardo, José Carlos: “Los ataques vikingos y su influencia en la Galicia de los siglos IX-XI”. En Anuario Brigantino nº 33, 2010, pág. 67. 6  Historia compostelana, lib. I, cap I. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 107-174. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above