Page 115

Revista Historia Militar Extra 1 2018

114 MANUEL RETUERCE VELASCO - JOSÉ JAVIER DE CASTRO FERNÁNDEZ Fig. 5. Ábside, claustro y torres fortificadas de la catedral de Santiago a mediados del siglo XVII por José de Vega La catedral de Sigüenza La catedral de Sigüenza se comenzó a construir a mediados del siglo XII, diseñándose también con una función militar. Y ello, tanto porque este lugar estaba muy cercano a la frontera andalusí como por ser la principal protección del señorío entregado por los reyes de Castilla ante la siempre levantisca nobleza. Su defensa se dispuso con dos grandes torres a ambos lados de la puerta principal de la catedral y una torre en cada extremo del crucero, configurándose con un total de cuatro torres, además de un gran cimborrio, un almenado y amplios espacios defensivos. Las torres de la portada se levantaron durante el siglo XII, concluyéndose a mediados del siglo XIV, durante los obispados de Gonzalo de Aguilar (1342-48) y Gómez Barroso (1348-1358)26 De esta forma, la altura de los muros y torres de la catedral dominaban totalmente todos los edificios circundantes. Con posterioridad, los elementos defensivos se fueron ocultando con la construcción de amplios tejados sobre algunos de sus elementos, como el gran cimborrio o la entrada del crucero (transepto). Durante la Edad Media estos tejados eran amplias plataformas defensivas o cuando menos tuvieron un adarve desde la que realizar una defensa vertical. 26  Muñoz Párraga. María del Carmen: La catedral de Sigüenza. Las fábricas románica y gótica. Guadalajara 1987, p. 172. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 114-174. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above