Page 126

Revista Historia Militar Extra 1 2018

LAS FORTIFICACIONES EPISCOPALES DE LA CORONA DE CASTILLA 125 Palencia El alcázar del obispo de Palencia fue derribado en la segunda mitad del siglo XV, durante el reinado de Enrique IV. Parece ser que fue construido en tiempos de Alfonso VIII de Castilla, estando situado sobre la muralla de la villa y cerca de la catedral, y que contaba con diversas torres defensivas. Según Alonso Fernández de Madrid, el alcázar del obispo se ubicaba “sobre el muro, en la plaza que se decía del Mercado Viejo”44. Brihuega En 1085, la localidad Brihuega (Guadalajara) fue donada al arzobispado de Toledo, cuyos metropolitanos mantuvieron el uso residencial del antiguo castillo de época taifa. En él destacan sus ventanales con sus ajimeces y capiteles, además de la gran torre del homenaje, que fechada entre los siglos XII-XIII45, puede ser obra de Jiménez de Rada, y que constituye un buen ejemplo de ábside-torre fortificado. Fig. 15. Torre ábside el castillo de Brihuega La obra militar más importante de la muralla urbana de Brihuega es una puerta, el llamado Arco de Cozagón, que presenta torres cuadradas de gran altura flanqueando la puerta, que se unen mediante un arco apuntado. 44  Fernández de Madrid, Alonso: Silva Palentina. Palencia. 1976, p. 159 45  Merlos Romero, María Magdalena: “El castillo de los arzobispos de Toledo de Brihuega. Antecedentes islámicos”. Castillos de España, 126, 2002, pp. 45-57 Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 125-174. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above