Page 131

Revista Historia Militar Extra 1 2018

130 MANUEL RETUERCE VELASCO - JOSÉ JAVIER DE CASTRO FERNÁNDEZ Este siglo fue un período en el que se produjeron grandes avances defensivos. Entre ellos destacan la generalización de las grandes torres pentagonales y de las torres albarranas, la adaptación de las fortalezas al uso intensivo de la ballesta, la consolidación de la barrera o antemural, la profusión de fosos y sus correspondientes puentes levadizos, etc. Es decir, se trata de un período en el que se introdujeron o generalizaron importantes elementos defensivos, pues si bien algunos de ellos ya se habían empleado en épocas anteriores, incluso durante el emirato omeya, será en este siglo XIV cuando se difundan y utilicen en bastantes lugares y situaciones. Seguidamente, nos detendremos en algunos de ellos: Torre pentagonal en proa: se trata de un genuino elemento de la fortificación castellana. Diseñadas con una punta o proa, evitaban la existencia de puntos muertos delante de la torre. A partir de los precedentes emirales de su vecina Calatrava la Vieja (Ciudad Real)51, el primer ejemplo de este tipo de torre lo tenemos en el castillo de Alarcos mandado, construir por Alfonso VIII —antes de 1195, cuando el rey castellano fue derrotado en la batalla que allí se dio—. Aquí, según la crónica Rodrigo Jiménez de Rada, tuvo un papel fundamental Martín López de Pisuerga, arzobispo de Toledo (1192-1208)52. Esta primera construcción cristiana de una torre pentagonal en proa, perfectamente fechada, tanto por las crónicas como arqueológicamente, a finales del siglo XII, en 1195, echa por tierra de manera total la débil defensa realizada por Edward Cooper respecto a que este tipo de estructuras sea de origen italiano y fuese traído a Castilla por el infante Don Enrique el Senador, a fines del siglo XIII53. Torres giradas: con ellas se lograba dar un mejor flanqueo de las torres, para así evitar el punto muerto de las esquinas que poseían las torres de planta cuadrangular. Torres albarranas: con claros y numerosos antecedentes islámicos54, durante este período se generalizarán como una importante estructura defensiva, alcanzando una gran difusión en la poliorcética castellana. Se trata 51  Retuerce Velasco, Manuel y Zozaya Stabel-Hansen, Juan: “Un sistema defensivo hidráulico autosuficiente: Calatrava la Vieja”. III Congreso de Arqueología Medieval Española (Oviedo, 1989), Oviedo, 1992, vol. 2, pp. 353-359. Hervás Herrera, Miguel, Ángel y Retuerce Velasco, Manuel: Guía de Calatrava la Vieja, Ciudad Real, 2017, p. 55-57, 75-76. 52  Jiménez de Rada, Rodrigo: Historia de los Hechos de España. Ed. Juan Fernández Valverde, Madrid, 1989, p. 298. 53  Cooper, Edward: La fortificación de España en los siglos XIII y XIV. Madrid, 2014, vol 1, p. 508. 54  Hervás Herrera, Miguel, Ángel y Retuerce Velasco, Manuel: Guía de Calatrava la Vieja, Ciudad Real, 2017, p. 57-58, 75-76. Gurriarán Daza, Pedro y Márquez Bueno, Samuel (2017): “El recinto almohade de Cáceres. Nuevas aportaciones”. Arqueología y Territorio medieval, 24, 2017, pp. 207-228. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 130-174. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above