Page 159

Revista Historia Militar Extra 1 2018

158 MANUEL RETUERCE VELASCO - JOSÉ JAVIER DE CASTRO FERNÁNDEZ Alaejos El 15 de julio de 1453, el rey Juan II de Castilla y León facultaba a Alonso Fonseca, obispo de Ávila, para que pudiese edificar una fortaleza en su villa de Alaejos (Valladolid). El obispo abulense hizo uso de este privilegio y construyó una fortaleza desde la que fundó un mayorazgo en 1462 en favor de su sobrino. Fernando del Pulgar en su conocida obra “Los Claros Varones de España” afirmaba en 1486 que el arzobispo Alonso de Fonseca “edificó de principio en aquella su villa de Alaejos la fortaleza que en ella está hoy fundada”106. Al igual que otros obispos, en sus castillos privativos, decoró de manera primorosa el interior de la fortaleza. A título de ejemplo, tenemos que desde el reino de Granada se “trajeron una piñas ricas labradas de oro, las quales se pusieron en una pieça que esta cabe la sala rica” 107 para decorar los artesonados de los salones del castillo-palacio de Alaejos. La heráldica Se trata de un tema escasamente tratado y con importantes errores de interpretación. Los primeros escudos documentados (existentes) en los castillos del reino de Castilla y León son del siglo XIV. El primer escudo datado corresponde al obispo seguntino Simón Girón de Cisneros (1300-1326), que campea sobre la puerta del alcázar de Sigüenza y que curiosamente no tiene los atributos característicos de carácter religioso; en concreto, el capelo y las borlas. También de la primera mitad del siglo es el escudo que campeaba108 sobre la puerta de la muralla de Bonilla de la Sierra y que correspondía al obispo Sancho Dávila (1312-1348): por desgracia, el escudo ya no existe y no puede comprobarse si contaba con atributos religiosos. De la primera mitad del siglo XIV es el escudo del arzobispo toledano Gil de Albornoz y Luna (1338-1350), existente en el castillo de Cazorla y que tampoco cuenta con los elementos distintivos religiosos, pese a encontrarse en un castillo propiedad de la iglesia. Hay que destacar el hecho de que a pesar de ser dos escudos no son acolados y, por tanto, no representa la 106  Pulgar, Hernando del: Los Claros Varones de España, 1500. pág. 38. 107  Vasallo, Luis: “El castillo de Coca y los Fonseca. Nuevas aportaciones y consideraciones sobre su arquitectura”. Anales de Historia del Arte, 24, 2014, p. 61-85. 108  Gómez Moreno, Manuel: Catálogo monumental de la provincia de Ávila. Ávila, 1983, p. 351 Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 158-174. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above