Page 253

Revista Historia Militar Extra 1 2018

252 FERNANDO RODAMILANS RAMOS Un examen de la documentación conservada sobre las actuaciones del cardenal de Sant’Angelo permite destacar que el objetivo de su misión no sólo era alcanzar la pacificación de los reinos, asunto de gran importancia sin duda para el Papado, sino también lograr poner fin a las varias disputas eclesiásticas201 que, en última instancia impedían avanzar en el propósito último de la unidad de acción contra los almohades. En este sentido, la actividad del cardenal Gregorio en la Península Ibérica se perfila todavía con más claridad como una continuación de las legaciones del cardenal Jacinto, quien dedicó importantes esfuerzos a la cuestión de la “paz eclesiástica”. Tras una estancia en tierras portuguesas, el legado se trasladó al reino de León. La documentación lo sitúa en Salamanca en enero de 1193, donde concedió exenciones y privilegios a la Orden de San Julián del Pereiro (conocida después como Alcántara)202. No se trataba de otra exención monástica más, sino que el beneficiario era el maestre de una orden militar hispana de reciente creación, la de San Julián del Pereiro, que Fernando II de León había promovido y militarizado a partir de una hermandad preexistente203. Aunque la creación de esta orden tuvo un desarrollo complejo, es un buen ejemplo de la competencia entre los monarcas hispanos entre sí y con la Sede Apostólica por el control de una reconquista que ya era cruzada, tal como había sido puesto de manifiesto en la legación del cardenal Jacinto durante el concilio de Valladolid de 1155. Celestino III había trasladado a su sobrino Gregorio el carácter político y cruzadístico de su misión. Otro asunto importante era el de la nulidad del matrimonio del rey Alfonso IX de León con la infanta Teresa de Portugal (febrero de 1191). Poco después del ilícito casamiento los monarcas de León y Portugal firmaron un pacto en Huesca con el rey Alfonso II de Aragón, que no era sino una liga contra Castilla204. Aunque no se conserva ningún diploma propiamente del legado, existe un registro de la intervención del cardenal Gregorio para tratar de desactivar esta amenaza contra Castilla y, en definitiva, para avanzar en la pacificación de los reinos. Así, por intermediación del cardenal legado se alcanzó un acuerdo entre los reyes de Castilla y Aragón (1192)205. En el diploma se especifica que fue el cardenal legado Gregorio quien había 201  LINCOLN, K. C., “Holding the Place...”, p. 474. 202  PALACIOS MARTÍN, Bonifacio (Dir.), Colección diplomática medieval de la Orden de Alcántara (1157?-1494). T. I. De los orígenes a 1454, Madrid, Ed. Complutense, 2000, Doc. 26, pp. 17-18. 203  FRANCISCO OLMOS, José María de, NOVOA PORTELA, Feliciano, “El Reino de León y la orden del Pereiro-Alcántara (1168-1230)”, Medievalismo, Núm. 24 (2014), p. 85. 204  GONZÁLEZ, Julio, Alfonso IX, Madrid, CSIC, 1944, T. I, pp. 60-65. 205  LLORENTE, Juan Antonio, Noticias históricas de las tres provincias vascongadas, Madrid, 1808, T. IV, Doc. 179, pp. 321-322. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 252-268. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above