Page 280

Revista Historia Militar Extra 1 2018

LA IGLESIA DEL OCCIDENTE EUROPEO FRENTE A LAS INCURSIONES… 279 lógicamente, porque sustentaron a los laicos reconociendo que su labor de milites estaba orientada hacia la defensa de Dios y de la cristiandad frente al paganismo33. De este modo somos testigos del encumbramiento del principal valedor de la resistencia frente a los escandinavos, el monarca Alfredo el Grande de Wessex, a quien la Iglesia local llegó a considerar un rey-santo34. 2) Materialmente, porque obispos y abades estuvieron obligados a cumplir con sus obligaciones de señores seculares, acudiendo con sus huestes a la batalla cuando la situación lo requirió, por ejemplo, en 848, cuando “el Ealdorman conde Eanwulf con los hombres de Somerset, y el obispo Ealhstan de Sherborne y el Ealdorman Osric con los hombres de Dorset, lucharon contra un ejército danés en la desembocadura del Parret, e hicieron una gran matanza allí y lograron la victoria”35. O posteriormente, en 871: “En este año … el rey Etelredo I de Wessex y Alfredo el Grande, su hermano, lucharon contra un ejército pagano en Merton que estaba dividido en dos grupos, e hicieron huir a los dos y obtuvieron la victoria durante una gran parte del día; y hubo una gran matanza en ambos ejércitos, pero los daneses ganaron la posesión sobre el campo de batalla; y el obispo Heahmund de Sherborne fue muerto allí como otros muchos buenos hombres”36. El caso franco fue similar al anglosajón. Su Iglesia también sufrió la destrucción de gran cantidad de monasterios y el secuestro, martirio o muerte de un número considerable de obispos a manos vikingas, entre ellos Actardo de Nantes, Courantgen de Vannes, Sigmundo de Meaux, Adhelmo de Sées, Gunhadro de Nantes, Frotbaldo de Chartres, Ermenfrido de Beauvais, Balfrido de Bayeux, Immo de Noyon y Madalverto de Bourges37. Ideológicamente los clérigos francos apoyaron igualmente a sus compatriotas laicos en la lucha contra los paganos, legitimando su respuesta violenta y afirmando que la victoria en batalla era la forma que tenía Dios de recompensar a los 33  El ejercicio militar laico no es censurado por Cristo, ni por San Pablo: Mateo 8: 8-10. Hechos 12: 4-9. Lucas 22: 36. Hebreos 11: 32-34. La guerra defensiva contra los bárbaros es incluso considerada justa por San Ambrosio, De Officiis Ministrorum, I, 27: 129. 34  La biografía de Alfredo, escrita por su contemporáneo, el monje Asser, posee ya claros tintes hagiográficos. La memoria santa del rey todavía pervivía en el siglo XV, momento en el que Enrique VI de Inglaterra intenta, sin éxito, impulsar su canonización romana. Foot, Sarah: Æthelstan: The first king of England. Yale University Press, New Haven y Londres, 2011, pag. 231. 35  Swanton, Michael: op cit., pag. 64. 36  Ibídem, pp. 70-72. 37  Según recoge Coupland, Simon: op. cit., pp. 544-545. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 279-300. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above