Page 281

Revista Historia Militar Extra 1 2018

280 IVÁN CURTO ADRADOS justos38. Sin embargo, mientras que en el mundo anglosajón no abundaron los testimonios de repulsa ante la participación militar de algunos clérigos, la intelectualidad eclesiástica carolingia la considero aborrecible. Así las palabras de Hincmaro de Reims, pertenecientes a su tratado sobre la monarquía dirigido a Carlos el Calvo, afirman que la función de la clerecía no era combatir con la espada sino mediante la plegaria: “Así pues otros luchan contra enemigos invisibles orando por vos, mientras que vos batalláis por ellos cuando combatís contra bárbaros visibles”39. Aunque a partir del Concilio de Verneuil (844) se eximió a los señores eclesiásticos de sus responsabilidades temporales a la hora de liderar tropas en combate40, obispos y abades mantuvieron otras obligaciones militares –como la de armar a sus vasallos41–, y el clero continuó presente en la contienda a través de la celebración de misas, la aplicación de sacramentos o el transporte de reliquias42. A pesar de todo, se sabe que algunos eclesiásticos lucharon activamente contra los paganos, como el prelado Wala de Metz, cuya muerte en un choque contra los escandinavos en 882 fue descrita por Hincmaro de Reims en los Annales Bertiniani en estos términos: “… y el obispo Wala de Metz, contrariamente a la autoridad sagrada y al ministerio episcopal, murió armado y en actitud guerrera”43. 38  Hincmaro sigue en su teoría sobre la victoria a San Agustín (De Civitate Dei, IV, 14-15) como él mismo reconoce. Migne, Jean P. ed.: Patrologia Latina, CXXV: Hincmari Rhemensis archiepiscopi opera omnia. Ed. Migne, Paris, 1852, vol. I, pp. 842-843. Recordemos además que Dios, en el Antiguo Testamento, procura la victoria militar de sus elegidos en varias ocasiones mediante intervenciones milagrosas: Macabeos 10: 29-30; Josué 10: 11. 39  “Alii ergo pro uobis orando pugnant contra inuisibiles inimicos, uos pro eis pugnando laboratis contra uisibiles barbaros” Ibídem, pag. 842. La base de este pensamiento parece estar en San Pablo. Efesios 6: 11-12. 40  “Quoniam quosdam episcoporum ab expeditionis labore corporis defendit inbecillitas, aliis autem uestra indulgentia cunctis optabilem largitur quietem, precauendum est utrisque, ne per eorum absentiam res militaris dispendium patiatur. Itaque, si uestra consentit sublimitas, homines suos rei publicae profuturos cuilibet fidelium uestrorum, quem sibi utilem iudicauerint, committant, cuius diligentia, ne se ab officio subtrahere ualeant, obseruetur”. Monumenta Germaniae Historica, Capitularia regum Francorum II. XXI Additamenta ad Capitularia Regum Franciae occidental, nº 291, canon 8, pag. 385. 41  “Constitutum est, ut nullus episcopus aut abbas aut abbatissa uel quislibet rector aut custos aecclesiae bruniam uel gladium sine nostro permisso cuilibet homini extraneo aut dare aut uenundare praesumat, nisi tantum uasallis suis” Monumenta Germaniae Historica. Capitularia regum Francorum I. IV Karoli Magni Capitularia, nº 74, canon 10, pag. 167. 42  “Seruis Dei per omnia omnibus armaturam portare uel pugnare aut in exercitum et in hostem pergere omnino prohibuimus, nisi illi tantummodo qui propter diuinum ministerium, missarum scilicet solemnia adinplenda en sanctorum patrocinia portanda ad hoc electi sunt”. Monumenta Germaniae Historica. Capitularia regum Francorum I. Capitularia Maiorum Domus. 10. Karlmanni principis capitulare (21 abril 742), canon 2, pag. 25. 43  “…et Walam Metensem episcopum, contra sacram auctoritatem et episcopale ministerium armatum et bellantem, occisum” Waitz, Georg ed.: Annales Bertiniani. Impensis Bibliopolii Hahniani, Hanover, 1883, pag. 153. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 280-300. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above