Page 32

Revista Historia Militar Extra 1 2018

EL ASCENDIENTE ECLESIÁSTICO EN EL LENGUAJE BÉLICO… 31 en las ocasiones en que no se trataba de un eclesiástico, sus vinculaciones con este estamento, así como su competencia en materia religiosa, eran muy considerables. No es nada nuevo señalar cómo la mayoría de los gobernantes, a lo largo de la historia y muy especialmente durante el Medievo, han utilizado la religión -conceptos, principios y lenguaje- como elemento esencial a la hora de legitimar o consolidar su propia autoridad25. En este sentido, los “espejos de príncipes” proporcionaban un excelente material para el aprendizaje del futuro monarca. Algunos de sus autores comprendieron hasta qué punto la utilización del lenguaje de origen religioso podía desempeñar un papel fundamental como cauce de comunicación de cualquier tipo de mensaje político y, de manera especial, a la hora de presentar a la realeza como una institución de origen divino y, en concreto, la figura del monarca castellano como el máximo protector de la Iglesia y de la Europa cristiana frente a los ataques de los musulmanes. Es cierto que en otros reinos europeos también se utilizaron las denominadas imágenes teocéntricas y moralizadoras a la hora de presentar las virtudes de sus respectivos monarcas (el rey como vicario de Dios, el origen divino de la realeza, el rey cristianísimo y virtuosísimo…). Pero en Castilla la guerra contra el Islam, a lo largo de ocho siglos, proporcionó una singularidad especial a los titulares del reino como máximos guardianes de la fe católica, que repercutió en la consolidación de un lenguaje especialísimo, tanto en algunos de estos “espejos” como en la normativa legal y en los discursos institucionales relacionados con el hecho bélico y la milicia. La extraordinaria ampliación territorial de Castilla experimentada durante el reinado de Fernando III explica, en buena medida, el conjunto de iniciativas culturales emprendidas en sus últimos años y, sobre todo, las protagonizadas por su hijo Alfonso X. Era necesario presentar unas señas de identidad claras que ofrecieran cohesión a ese territorio consolidado con tanto esfuerzo que constituía la Corona castellano-leonesa, cuyos soberanos, además, pretendían expandir hacia el sur con la continuación del enfrentamiento armado contra el Islam peninsular y las fuerzas musulmanas norteafricanas, mostrándolo como tierra de cruzada. Por ello, desde mediados del siglo XIII, se encuentra sin dificultad la germinación y desarrollo de dichas 25  Interesantes reflexiones sobre el tema pueden encontrarse, además de en algunos títulos presentados al final, en las obras de: Ellul, J: Historia de la propaganda, Caracas, 1969; Bouthoul, G: Las mentalidades, Barcelona, 1971; Balandier, G: Antropología política, Barcelona, 1976; Lapierre, J.W: El análisis de los sistemas políticos, Barcelona, 1976; Foucault,Michel: El orden del discurso, Barcelona, 1983; Vovelle, Michel: Ideologías y mentalidades, Barcelona, 1995. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 31-76. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above