Page 70

Revista Historia Militar Extra 1 2018

EL ASCENDIENTE ECLESIÁSTICO EN EL LENGUAJE BÉLICO… 69 único objetivo de arropar al rey a la hora de solicitar el respaldo económico a los procuradores para continuar la empresa reconquistadora. Así, la concurrencia de obispos a las Cortes, cumpliendo una clara función legitimadora, se convirtió en una constante a lo largo de estos años. Fueron muchos los prelados que se mostraron junto a los monarcas ante las asambleas del reino a la hora de pedir financiación para la guerra. Sirvan como ejemplo: Remondo de Sevilla, Gonzalo García Gudiel de Toledo, Esteban de Calahorra, Agustín de Osma, Pero de Plasencia, Suero de Cádiz, Frédolo de Oviedo, fray Aimar de Ávila, Rodrigo Tello de Segovia, Alfonso de Coria, fray Munio de Zamora, Gonzalo Díaz Palomeque de Toledo, entre otros105. La situación cambió radicalmente en el reinado de Juan I. A sus Cortes también acudieron un buen número de prelados para legitimar las nuevas exacciones fiscales, pero la mera presencia de los más relevantes obispos no era suficiente. Luchar contra hermanos de fe, contra portugueses e ingleses, precisaba de nuevos argumentos. De ahí que los discursos de la monarquía ante las Cortes se enriquecieran extraordinariamente con elementos bíblicos y eclesiásticos, en general. Tal evidencia me ha llevado a considerar que tras su redacción se encuentra el influjo directo del grupo de eclesiásticos que acompañó asiduamente a Juan I, y después a su heredero, ayudándoles en las más diversas tareas de gobierno. Estos eran: el arzobispo de Toledo, don Pedro Tenorio, y los obispos Gutierre de Toledo, titular de Oviedo, Álvaro Martínez de Cuenca, Juan Serrano de Segovia y fray Fernando de Illescas. Se trataba de un grupo de eclesiásticos intelectuales, casi todos doctores en leyes y grandes conocedores de la Escritura. Todos fueron buenos políticos, incluso, precisos estadistas que, además, supieron compaginar esta faceta con la de grandes reformadores de la Iglesia que, sin duda, preludiaron los cambios posteriores de la modernidad. Sus deseos de reforma se pueden observar también en los especialísimos temas vinculados a la misma que se trataron en las Cortes y, por supuesto, en los distintos sínodos que reunieron en sus respectivas diócesis. En definitiva, tras una lectura detenida de los discursos pronunciados por Juan I ante las asambleas del reino con motivo de la guerra que debía financiar, no resulta difícil adivinar la influencia en su redacción de uno o varios de los prelados componentes de este singular 105  Una relación completa de cada uno de los obispos que acudieron junto a los sucesivos monarcas a las Cortes en que se solicitaron servicios extraordinarios para financiar la guerra, con el propósito de legitimar las nuevas imposiciones en Arranz Guzmán, Ana: “Financiación de los ejércitos y respaldo episcopal a la monarquía ante los procuradores de las ciudades”, en La organización de los ejércitos, Martínez Ruiz, Enrique, Cantera, Jesús y Pi Corrales, Magdalena (dirs.), Madrid, 2016, pp. 277-324. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 69-76. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above