Page 80

Revista Historia Militar Extra 1 2018

SANTOS GUERREROS Y “GUERREROS SANTOS” EN LA LUCHA… 79 La invocación al mundo celestial para obtener su ayuda en los conflictos bélicos contra el Islam está ligada a la idea de guerra santa, vigente en el occidente europeo entre finales del siglo XIII y las postrimerías del XIII, cuya plasmación más evidente fueron las cruzadas. En la Península Ibérica cobra fuerza esta idea en la segunda mitad del siglo XI, unida a la lucha secular contra el infiel en el territorio propio, y, a partir de la invasión de los almorávides, se equipara esta contienda con la que se mantenía en Tierra Santa. Las diferencias en la cronología de las conquistas cristianas se corresponden con la pervivencia de este concepto sacro-bélico: en la Corona de Aragón acaba en el siglo XIII, con el fin de la expansión peninsular. Por el contrario, en la vertiente occidental perdura hasta el siglo XV. Se hace notar en las campañas andaluzas del infante Fernando de Trastamara e, incluso, en la toma del reino de Granada y en Portugal se prolonga en los avances africanos de esta centuria. La mayoría de las intervenciones directas o indirectas de los santos están recogidas en obras históricas, poemas épicos y narraciones hagiográficas escritas entre el siglo XI a la primera mitad del XIV y recogen hechos datables entre el X y el XIII. A partir de entonces, tienen un cometido secundario, frente a la preminencia de la intercesión marina, que, sin embargo no se materializa presencialmente, ni siquiera en una revelación onírica. La ayuda de los bienaventurados en la batalla contribuye a realzar la gloria de su jefe o caudillo. Constituyen una pieza muy importante en la construcción de la memoria del reino y de sus titulares y, por consiguiente, de su identidad. Los principales protectores son Santiago, para la monarquía castellana, san Isidoro, para el reino leonés, y san Jorge, para la Corona de Aragón2. A ellos hay que sumar los patronos de un amplio territorio, como san Millán para La Rioja, e, incluso, algunos de tipo local para campañas de menor entidad. En segundo lugar, se debe prestar atención a la consideración de santidad que recibieron algunos soberanos o nobles involucrados en estas contiendas. Hay que resaltar, en este aspecto, el Cid, Fernán González, Alfonso VIII, Fernando III, Jaime I el Conquistador, y los portugueses Afonso Henriques, el infante don Fernando de Avís, y el condestable Nuno Alvares Pereira. 2  Patrick Henriet, “Y a-t-il une hagiographie de la «Reconquête» hispanique (XI-XIII siècles?”, en Actes des Congrès de la Societé des historiens médiévistes de l’enseignement supérieur public. L´expansion occidentale (XIe-XVe siècles). Formes et consequences. XXXIIIe . Congrès de la SHMES, pp. 47-63. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 79-102. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above