Page 82

Revista Historia Militar Extra 1 2018

SANTOS GUERREROS Y “GUERREROS SANTOS” EN LA LUCHA… 81 puesto que no lo asevera, sino que lo atribuye a una tradición, y, en cambio, es amplificado en la Estoria de España alfonsí.4 La ayuda celestial en Clavijo justifica las cuantiosas donaciones a la iglesia compostelana y los falsos Votos de Santiago, pero, en el plano de la ideología política, expresa el principio de un cambio en la situación de los cristianos, desde las tribulaciones representadas por el mítico tributo de las cien doncellas –cifradas aquí en cincuenta- a los avances victoriosos a partir de entonces. Evoca lejanamente el pasaje dedicado a los inicios de la conquista, al repeler a los musulmanes en torno a la cueva de Auseva, en donde se sugiere por primera vez la ayuda divina, aunque, en ese caso, no esté encarnada en ninguna figura sobrenatural. Como subraya Klaus Herbers, Lucas de Tuy marca el primer paso de una concepción historiográfica, que se continúa y perfecciona en Rodrigo Jiménez de Rada y la Estoria de España. En ella, el apóstol es caracterizado como «miles» por el primer autor, «ut militem in Christianorum preliis apparere» por el Toledano y «cavallero de Christo et ayudador de los cristianos contra los moros». Su ayuda es esencial para la configuración de la idea de la reconquista concebida como una confrontación general entre cristianos y musulmanes5. Sin embargo, en los siguientes episodios, el Tudense, imbuido de la tradición leonesa, otorga el protagonismo a san Isidoro en las apariciones posteriores, y únicamente incluye al apóstol en un cometido secundario frente a éste, con ocasión del cerco de Baeza, durante el reinado de Alfonso VII. En cambio, el segundo está presente en las conquistas de Badajoz y Elvas, bajo el mandato de Alfonso IX, mientras que el prelado de Sevilla actúa como mensajero precursor. Todo parece indicar un cambio de tendencia en esta última 4  «Se cuenta que en esta batalla apareció Santiago sobre un caballo blanco, haciendo tremolar un estandarte blanco». Rodrigo Jiménez de Rada, Historia de los hechos de España. traducción de Juan Fernández Valverde, Madrid, Alianza Editorial, 1989, p. 177, Para la crónica del tudense se ha utilizado aquí la traducción castellana del siglo XV, publicada en Lucas, obispo de Tuy, Crónica de España, ed. de Julio Puyol, RAH, Madrid, 1926, pp. 349-350. Crónica najerense, ed. de Juan A. Estévez Sola, Madrid, Akal, 2003, pp. 164-166. Primera crónica general de España que mandó componer Alfonso el Sabio y se continuaba bajo Sancho IV, ed. de Ramón Menéndez Pidal, Madrid, 1977, t. II, p. 360. Para el carácter de cruzada en los textos de Lucas de Tuy y Jiménez de Rada, y las diferencias entre ambos, véase Alexander Pierre Bronisch, “La ideología asturiana y la historiografía en época de Fernando III”, en Carlos de Ayala Martínez y Martín Ríos Saloma (eds.), Fernando III, tiempo de cruzada, Madrid, Sílex, 2012, pp. 436-450. 5  Véase, a este respecto, Klaus Herbers, “Le culte de sanit Jacques et le souvenir carolingien xhez Lucas de Tuy. Indices d’une conception historiographique (debut XIIIe siècle)”, en Patrick Henriet (dir.), A la recherche des légitimités chretiennes. Représentations de l’espace et du temps dans l’Espagne médiévale (IXe-XIII siècle). Actes du colloque tenu à la Casa de Velázquez (Madrid), 26-27 avril 2001, Cahiers de linguistique et de civilisation hispaniques médiévales, Annexe 15, Madrid Ens Éditions, Casa de Velázquez, 2003, pp. 166-169. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2018, pp. 81-102. ISSN: 0482-5748


Revista Historia Militar Extra 1 2018
To see the actual publication please follow the link above