Page 60

RAA 876

dossier SST Operation Center), situado en la base aérea de Torrejón de Ardoz, con el que se integró una red de sensores nacionales ya existentes que en aquel momento constaba de cinco telescopios y el radar de Santorcaz. Posteriormente con fondos europeos se integraron otros cuatro telescopios y la estación láser del Real Observatorio de la Armada, constituyendo lo que, hasta ahora, es la red nacional SST. Adicionalmente, con fondos nacionales, se diseñó y desarrolló un nuevo radar para la vigilancia de objetos en órbita cercana a la tierra (S3TSR, S3T Surveillance Radar), actualmente en fase de instalación y pruebas en la base aérea de Morón de la Frontera. Gracias a la red de sensores actual y a las capacidades de procesado del S3TOC, ha sido posible catalogar durante el primer año de servicio la práctica totalidad de los objetos mayores de un metro situados en la parte del anillo geoestacionario observable desde España. Durante el último trimestre de 2018 entrará en operación el radar S3TSR para catalogar objetos situados en órbita baja. Esto ha sido posible gracias a la estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa, ampliando así a todos los regímenes orbitales el excelente servicio ofrecido por el sistema español. S3TSR, NUEVO RADAR DE VIGILANCIA ESPACIAL El radar S3TSR, una de las piezas claves del sistema español S3T, es diseñado, fabricado, instalado y probado bajo contrato con la industria española por parte de la Agencia Espacial Europea (ESA) en el marco del acuerdo entre MINECO, la ESA y CDTI, donde CDTI ejerce la responsabilidad de la gestión técnica del programa y MINECO (Ministerio de Economía) proporciona la financiación. Se trata de un radar de vigilancia espacial en banda L, cuya principal característica es su escalabilidad. Al tratarse de un diseño modular, tanto en transmisión como en recepción, es posible ampliarlo paso a paso con un mínimo impacto en operaciones. Adicionalmente, esta misma modularidad confiere al sistema de una mayor resiliencia y tolerancia a fallos. La versión actual del radar permitirá la observación con gran precisión, tanto en rango como angular, de unos 2.000 objetos situados entre los 200 y los 2.000 km de altura dentro de su campo de visión. En la zona situada en torno a los 800 km, la región del espacio más congestionada, podrán observarse la práctica totalidad de los objetos mayores de un metro. En su fase final, será uno de los sistemas más potentes de Europa, siendo capaz de detectar Radar de vigilancia espacial 666 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Septiembre 2018


RAA 876
To see the actual publication please follow the link above