Page 65

RAA 876

Desde hace ya más de 30 años, las Fuerzas Armadas españolas participan en diferentes misiones internacionales, en escenarios lejanos, duros y peligrosos que han necesitado de la organización sanitaria suficiente, capaz de proporcionar la evacuación con medios aéreos de las bajas producidas. Pero los conflictos bélicos en el siglo XXI marcan la aparición de nuevas formas de guerra (guerras asimétricas y ataques terroristas que también contemplan amenazas químicas y biológicas) y, como consecuencia de estas, un cambio en las modalidades de diagnóstico, transporte y tratamiento de las lesiones, y que han sido aplicadas sobre todo a la atención traumatológica civil en cuatro puntos principales: el cuidado de las heridas, el control y corrección de la pérdida de sangre, la prevención y tratamiento del fracaso multiorgánico y el desarrollo de sistemas jerárquicos de asistencia para el transporte a una capacidad sanitaria adecuada. El transporte de estos heridos y enfermos ocasionados en estos escenarios descritos experimentó una importante mejora en su supervivencia, fundamentalmente con el empleo de aeronaves. Aplicando estas lecciones aprendidas, desde el Ejército del Aire, la UMAER se ha convertido en el enlace de la sanidad militar española, realizando evacuaciones aéreas avanzadas, tácticas y estratégicas entre las diferentes capacidades sanitarias, definidas para realizar una cadena de evacuación donde los heridos lleguen al diagnóstico y tratamiento definitivo con los mejores cuidados en vuelo. Siempre aplicando los conocimientos aprendidos en cada experiencia propia y de los países con los que se desarrollan entrenamientos conjuntos, en favor de la calidad asistencial a los pacientes evacuados. La Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER) del Ejército de Aire español se creó en el año 2003, hace en la actualidad 15 años, si bien se documentan aeroevacuaciones desde 1989 con origen en las primeras misiones de nuestras Fuerzas Armadas en Namibia y otras, que llevaron a la creación de la primera unidad de aeroevacuación (UAER) en 1997, ubicada en el desaparecido Hospital del Aire. La nueva unidad, ya situada en la base aérea de Torrejón, fue definida oficialmente en la Instrucción 17/2003 del jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire por la necesidad de dar cobertura sanitaria a nuestros efectivos militares desplegados en el extranjero y como nexo de unión entre las formaciones sanitarias sobre el terreno y los hospitales en territorio nacional, así como estar a disposición del Estado en las necesidades de repatriación y ayuda civil que fueran designadas. Esta unidad, dedicada principalmente a la evacuación médica de pacientes desde lejanos puntos de origen, está compuesta en la actualidad por un equipo de cuatro médicos de vuelo, cinco enfermeros de vuelo y técnicos de vuelo sanitarios de la escala de tropa del Ejército del Aire, así como suboficiales del Ejército del Aire con funciones administrativas y mantenimiento no sanitario. Un total de 29 personas activadas con alertas de cobertura 24 horas / 365 días al año para dar respuesta a una llamada y listos para el vuelo en 2-3 horas. Para realizar esta función se cuenta con medios y plataformas de transporte, aeronaves de ala rotatoria y de ala fija, ubicadas en diferentes bases aéreas, como el helicóptero HD.21 Super Puma —que fue el designado durante el periodo de activación en Afganistán para evacuaciones avanzadas, planteado además para una intervención médica inmediata— perteneciente al Ala 48 en la Unidad móvil para aislamiento de pacientes en A310 del 45 Grupo de FF.AA. del EA REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Septiembre 2018 671


RAA 876
To see the actual publication please follow the link above