Page 20

RHM_extra_II_2018_

LA BANDERA NACIONAL: SITUACIÓN, PROPÓSITO Y VALORES... 19 de acción, y de su visión del actual Ejército, los militares y el principio de neutralidad política. Todo ello era muy diferente en la España que precedía al 13 de octubre de 1843. Hasta el decreto de esa fecha, no existía una única bandera de España; había varios diseños diferentes pero todos identificables como españoles, siempre en el ámbito militar y marino. Sí había un símbolo en las banderas prácticamente general, el aspa de Borgoña, más que el escudo real. Aunque Felipe V introdujo modelos oficiales en banderas2 y estandartes siguió habiendo variedad de diseños y colores. La aparición en 1785 de dos nuevas banderas, una para los buques de guerra y otra para los mercantes -ambas de los colores rojo y amarillo-, no alteró el hecho de que no hubiera una única bandera española, pero conviene resaltar que, con la de guerra, comenzó un largo y complejo proceso histórico3 que la traerá hasta hoy, plena de significado y rebosante de valores. LA RAZÓN DEL ROJO Y DEL AMARILLO Una primera cuestión: ¿Por qué estos colores? ¿Fueron simplemente los más vistosos que se les ocurrieron a quienes elaboraron las doce propuestas?4 La respuesta conforma una historia larga e interesante que hace preciso remontarse a principios del siglo XVI. Preparando la campaña contra los piratas de Orán -Argel-, el coronel Gil Vázquez Rengifo5 propuso al cardenal Cisneros, regente de Castilla y jefe de la expedición de 1509, que a las tropas “se les ha de dar la paga el día que hicieren la segunda jornada para donde V. Rma. fuere servido, la cual paga ha de ser de calzas e jubones de devisa y las colores han de ser las de Su Alteza”.6 ‘Devisa’ es divisa, distintivo, y aparece en la colorista indumentaria y en las banderas de los peones que pintó Juan de Borgoña en 1514 en la capilla mozárabe de la catedral de Toledo. 2  Manzano, Antonio: Las banderas del Ejército español a lo largo de la historia. Siglos XVI a XXI. Ed. Atenea, Madrid, 2017. 3  Manzano, Antonio: “El triple camino de la bandera nacional”, en Atenea, nº 10, 2009, p. 72. 4  Hay que desechar referirse a lámina de doce propuestas que se presentó a Carlos III como resultado de un ‘concurso’. Nada hay en que basar esta afirmación; más bien parece trabajo de gabinete. 5  Comendador de Montiel de la Orden de Santiago. Participó en la reconquista de Granada. 6  Archivo General de Simancas, Secretaría de Mar y Guerra, leg. 1, citado por Clonard, conde de: Historia orgánica de las Armas de Infantería y Caballería española. S. ed., Madrid, 1851. T. 3, pp. 140 y 142. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2018, pp. 19-72. ISSN: 0482-5748


RHM_extra_II_2018_
To see the actual publication please follow the link above