Page 59

RHM_extra_II_2018_

58 ANTONIO MANZANO LAHOZ artículo 56 de la Constitución de 1837 fijaba como la mayoría de edad del Monarca. Así, las Cortes, en la sesión conjunta de senadores y diputados del 8 de noviembre de 1843, decidieron declarar a Isabel II mayor de edad. En una España en permanente trastorno político y social desde el fin de la guerra de la Independencia en 1814 y durante los siguientes 35 años, a los que debía añadirse la mala situación económica, empezaron a superarse los graves y endémicos problemas de convivencia -habituales entonces y que nos parecen ahora de una extrema gravedad-, y el ambiente general fue serenándose y cambiando poco a poco. LA ANTIGUA BANDERA ESPAÑOLA LLEGA A TODOS Tras haber caído hasta lo más hondo del pozo de los problemas de convivencia, la reacción necesaria para salir de él inaugurando una nueva forma de hacer la política y manteniendo la convivencia en niveles de normalidad se hizo invocando una bandera. Pero no fue sólo de modo retórico, sino real por medio de la extensión de la ya antigua ‘bandera nacional’ roja, amarilla y roja de 1785 a donde todavía no había llegado: las tropas del Ejército y de la Armada. Hasta este momento, esta bandera había seguido un sorprendente e inédito triple camino132 en cuyos vericuetos fue adquiriendo nuevos significados más allá del de indicar simplemente ‘buque de guerra español’. Estas invocaciones a una nueva bandera expresaban, realmente, un cambio trascendental sobre cuyo pensamiento y percepción interesa ahondar. El decreto del Gobierno Provisional del 13 de octubre de 1843133 fue promulgado con las Cortes cerradas134 y llegó a la opinión pública por la prensa diaria. Así, ‘El Boletín del Ejército. Periódico militar oficial’ de fecha 16 de octubre, a la vez que lo publicaba en su portada, incluía en la página 4 un artículo sin firma titulado ‘Madrid, 16 de octubre’ que explicaba el proceso seguido hasta aquel día del siguiente modo: “El pabellón español era bicolor, las banderas de tierra blancas135 y la escarapela encarnada. ¿Cuáles eran en verdad los colores nacionales? 132  Manzano, Antonio: art. cit., ‘El triple camino de la bandera nacional’, en Atenea, nº 10, 2009, p. 72. 133  Por un error generado desde antiguo y arrastrado automáticamente ha venido diciéndose que fue un ‘real decreto’, que fue ‘sancionado por la Reina’ y otras expresiones análogas que señalaban una participación personal de Isabel II que, sin embargo, no se corresponden con la realidad; error en el que, por no haber contrastado suficientemente las fuentes, ha incurrido en otros trabajos el autor de este. 134  La ‘Gaceta de Madrid’ nº 3313 publicaba el decreto el Gobierno provisional de convocatoria de las Cortes para la apertura de sus sesiones fijándola para el día 15 de octubre. 135  Debía de referirse a las de las fortificaciones del interior, pues las banderas del Ejército y de la Guardia Real eran, según los regimientos y clases, blancas, azules o moradas, y los estandartes rojos. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2018, pp. 58-72. ISSN: 0482-5748


RHM_extra_II_2018_
To see the actual publication please follow the link above