PERSONAJES ILUSTRES DEL ARMA DE CABALLERÍA - Diego de León y Navarrete. I conde de Belascoáin

Memorial_caballeria_86

Varios PERSONAJES ILUSTRES DEL ARMA DE CABALLERÍA DIEGO DE LEÓN Y NAVARRETE. I CONDE DE BELASCOÁIN Comandante del Regimiento de Lanceros de la Guardia Real. Cruz de 2ª clase, Laureada. Concedida en 1837 (AGMS, Célebres, caja 2L, expediente 13). Primera Guerra Carlista. Acción de Los Cuadro de Diego de León en el Salón de actos de la ACAB Memorial de Caballería, n.º 86 - Diciembre 2018 101 Arcos (Navarra), el 2 de septiembre de 1835. Acantonada la división de Aldama en Los Arcos, fue atacada por el general González Moreno, al frente de doce batallones y 500 caballos. Aldama, con similares fuerzas, se situó en buenas posiciones, frente a las de su adversario, permaneciendo a la vista unos de otros ambos contendientes durante toda la mañana, sin más que un ligero tiroteo de los puestos avanzados, hasta que, habiendo los carlistas recibido refuerzos, se formalizó la acción a la una de la tarde, pugnando el enemigo por arrojar de sus posiciones a los liberales y entrar en Los Arcos. En lo más recio de la lucha, indecisa todavía la victoria, considerables fuerzas carlistas al mando del general don Simón de la Torre, atacaron con irresistible empuje al Batallón de Granaderos de la Guardia Real, mandado por el comandante don Leopoldo O’Donnell, que se vio obligado a retroceder y a pedir ayuda a Diego de León, que se encontraba próximo con un escuadrón de la Guardia compuesto por tan solo 72 lanceros, quien se lanzó sin dudarlo al ataque, secundado por un escuadrón de Cazadores de la Guardia, consiguiendo arrollar a la infantería carlista, tras perder tres caballos durante el combate. Después de varios intentos, comenzaron los carlistas a retirarse con el mayor orden, abandonando totalmente el valle donde se había desarrollado el combate a las cuatro de la tarde. Las bajas fueron de escasa consideración por una y otra parte. Los vencedores, después de estar todo el día sin comer, solo recibieron media ración de vino y una de bacalao, sin pan, porque no lo había. Se dispensó a Diego de León del juicio contradictorio por la notoriedad del hecho en que la había adquirido y le fue impuesta la Laureada al día siguiente ante el Ejército en orden de parada. Mariscal de campo. Cruz de 5ª clase, Gran Cruz. Real cédula de 12 de marzo de 1838 (AGMS, Célebres, caja 83/10). Primera Guerra Carlista. Acción de Legarda y toma del puente de Belascoáin (Navarra), el 28 de enero de 1838. Nació en Córdoba el 30 de marzo de 1807. Era hijo de don Sebastián de León y Navarrete, marqués de las Atalayuelas, y de doña María de los Dolores de Navarrete y Navarrete, marquesa de Guardia Real. Realizó los estudios de bachillerato en su ciudad natal, en el Colegio de la Asunción. En agosto de 1824 se le concedió el empleo de capitán en el Regimiento de Caballería de Castilla, del que en julio de 1827 pasó al de Coraceros de la Guardia Real con igual empleo y en noviembre del año siguiente al de Granaderos a Caballo de la misma Guardia. Desempeñó durante los años siguientes en Madrid el cargo de ayudante de campo del comandante general en jefe de la Guardia Real. En octubre de 1834 obtuvo el empleo de comandante en el Regimiento de Lanceros de dicha Guardia, con el que en el mes de diciembre se incorporó al Ejército de Operaciones del Norte. Combatió a los carlistas durante 1835 en las acciones de Orbiso, Muez, Asarta, Arquijas, Los


Memorial_caballeria_86
To see the actual publication please follow the link above