Page 83

Memorial_caballeria_86

Doctrina, Táctica y Operaciones se puede hacer uso de las versiones más baratas y fiables de la última tecnología. Las han usado obviando completamente el carácter sistemático y ordenado de nuestro esquema. Guerra asimétrica, amenaza híbrida, insurgencia, terrorismo, desde la guerra de Vietnam a nuestros días, muchos son los caminos que ha usado el adversario para escapar a la superioridad material del bloque occidental. Tras la famosa caída del muro, la complejidad de los conflictos no ha hecho más que reforzarse: imprevisibles, caóticos, violentos, difíciles de comprender, imposibles de racionalizar. Añadamos la hoy no tan lejana posibilidad de enfrentamiento con un enemigo parejo en tecnología y materiales. En este contexto, llegar al contacto, conocer al enemigo real, valorar la situación sobre el terreno, buscar continuamente una situación de ventaja y alcanzar objetivos intermedios a través de enfrentamientos sucesivos es la única garantía de éxito. Entonces ¿es necesaria la Caballería en un conflicto futuro? Rotundamente, sí. En un conflicto futuro dominado por la incertidumbre el arma de la información y el contacto tiene una misión. En un futuro donde la escasez de unidades hace imposible frentes continuos y relega a la historia los despliegues de manual, el arma de la movilidad y la fluidez tiene un puesto. En un futuro caótico donde la tecnología permite la transferencia inmediata de información y órdenes, al arma de la velocidad y la flexibilidad tiene un papel. Reconocimiento y Combate El reconocimiento de la Caballería es una actividad de contacto, de vanguardia; puede recurrir a procedimientos sigilosos pero no puede obviar la posibilidad de tener que combatir con el enemigo12. Una vez que establece el primer contacto, aun inadvertido por el enemigo, debe aumentar su despliegue y profundidad para completar la información, multiplicando la posibilidad de un enfrentamiento. Es imprescindible que las patrullas de vanguardia cuenten con todos los medios tecnológicos que aumentan exponencialmente sus capacidades: RPAS, radares y otros sensores, medios de transmisión de datos etc. Es igualmente necesario que tengan cierta capacidad de supervivencia y sean apoyadas por otros medios más potentes en caso de enfrentamiento. El reconocimiento tiene que ser eminentemente activo y dinámico, utilizando la propia información que ha obtenido para mantener una continua posición de ventaja que le permita ampliarla y valorarla. En un ejemplo muy tradicional la Caballería debía eliminar a las patrullas contrarias para acceder al grueso del enemigo y obtener información sobre él, que es su verdadera misión. La infiltración siempre era preferible pero no siempre posible. El esquema hoy es más complejo, pero una unidad de caballería en misión de reconocimiento debe ser capaz, usando una mezcla de procedimientos sigilosos y agresivos, de medios técnicos y de procedimientos tácticos, de conseguir una «superioridad en la información» sobre el enemigo que, en sí misma, es una posición de ventaja sobre él. Esta información, volátil por naturaleza, podrá ser aprovechada por el mando superior para conducir su maniobra, podrá transformarse en adquisición de objetivos para los fuegos conjuntos o podrá ser explotada por la unidad de caballería para su propia maniobra con el objeto de conseguir una mejor posición de ventaja. En mi opinión la mejor opción es una combinación de las tres: la unidad de caballería maniobra apoyada por los fuegos conjuntos (a los que proporcionará objetivos rentables) y consigue a la vez una información más completa del enemigo y una posición de ventaja sobre él que, en última instancia, será aprovechada por el mando superior. El combate de caballería, íntimamente ligado al reconocimiento, sería pues una serie de acciones dinámicas tendentes a obtener información sobre el enemigo, anticiparse a él, adquirir o apoyar la adquisición de objetivos para los fuegos conjuntos y buscar, mediante la maniobra rápida, el enfrentamiento en condiciones de superioridad cuando sea necesario para completar esa información o ganar una posición de ventaja. Es evidente que estas acciones, realizadas a vanguardia del grueso, proporcionan seguridad. El esquema en defensiva o a un flanco no sería muy diferente, excepto que los movimientos de las unidades serían normalmente retrógrados y que las patrullas sigilosas más que infiltrarse, se dejarían sobrepasar por el enemigo. Creo que 12 Normalmente se inscribe en lo que PD-0418 describe como reconocimiento de combate. El reconocimiento en profundidad lo podrán ejecutar patrullas, por procedimientos sigilosos en una profundidad limitada y, normalmente, en estrecha coordinación con el reconocimiento de combate. Memorial de Caballería, n.º 86 - Diciembre 2018 81


Memorial_caballeria_86
To see the actual publication please follow the link above