Page 51

RED_362_

El medio melé de la Brigada Paracaidista lanza el juego tras disputar el balón al equipo de la Armada Bahía de Cádiz. Revista Española de Defensa 51 Una jugadora de la Guardia Real trata de arrebatar el oval a su rival de la Galicia VII. vida militar, como son la integridad, el coraje, la lealtad o el respeto. Al tratarse de un juego en el que el individuo aislado está perdido, el trabajo en equipo se convierte en la única forma eficaz de alcanzar los objetivos, siendo necesaria la constante toma de decisiones tácticas en un escenario caótico y que evoluciona con rapidez; lo más parecido, salvando las distancias, a una situación real de combate. Por lo demás, es conocido el espíritu deportivo que recorre las venas rugbísticas y sus no menos famosos «terceros tiempos», donde los otrora adversarios departen en un ambiente cordial y de franca camaradería, todo un cúmulo de virtudes y emociones que enriquecen a los practicantes de este noble deporte y que encajan perfectamente con los valores que se inculcan a los soldados. Tan buenas cualidades no podían pasar desapercibidas por mucho tiempo y el rugby ha venido siendo promovido institucionalmente en los últimos años en el seno de las Fuerzas Armadas españolas. Especialmente, se recuerda el encuentro que, en febrero de 2017, enfrentó en el campo central de la Universidad Complutense de Madrid a las selecciones del Ejército de Tierra y de la Armada, en una jornada en beneficio de la lucha contra el cáncer. Junio 2019 ENTREGA DE TROFEOS Tras el partido final se procedió al acto de clausura y entrega de trofeos, que fue presidido por el general José Rivas Moriana, jefe de la 4ª Subinspección General del Ejército y Comandante Militar de Valladolid y Palencia, el cual destacó el «extraordinario ambiente deportivo » que había reinado a lo largo del campeonato y el «compromiso de todos los participantes». Entre los invitados se encontraban el presidente y el vicepresidente de la Federación Española de Rugby, así como el presidente del Club de Rugby El Salvador, que también se mostraron impresionados por el alcance que está teniendo el rugby militar y la visible mejoría del juego. Por último, el coronel Arturo Sánchez Risueño, el principal responsable de la organización, expresó su agradecimiento a la Academia de Caballería «por haberse volcado en el apoyo logístico de los cerca de 400 participantes, afianzándose como la unidad de referencia en el desarrollo del rugby en el ámbito militar», y se mostró satisfecho de repetir sede, por tercera vez, en Valladolid, «ciudad que respira rugby y en la que todo son facilidades, desde la Fundación Municipal de Deportes con los campos, el comité de árbitros de la Federación de Castilla y León, los clubs de rugby de la ciudad e incluso la hostelería». La próxima cita rugbística militar tendrá lugar en octubre en Toledo, donde está previsto celebrar un partido de la selección de rugby del Ejército de Tierra en el marco de los actos del primer centenario de la Escuela Militar de Educación Física. Germán Segura García Fotos: Carlos Ezequiel Sánchez


RED_362_
To see the actual publication please follow the link above