Page 12

Memorial_artilleria_175_2

10 MEMORIAL ARTILLERíA, nº 175/2 - Diciembre de 2019 de Los cañones de costa Vickers-Armstrong 381/45 Mark B se construyeron en Inglate-rra, en la fábrica de Barrow in Furnes, origi-nalmente para un acorazado, y se adquirie-ron 18 piezas entre los años 1929 y 1935. Se distribuyeron entre las bases navales de El Ferrol, Cartagena y Mahón, pero en 1940 las dos piezas de la Batería de Campelo Alto (El Ferrol) se trasladaron a Paloma Alta. Una su-frió un accidente y fue sustituida por una de las de la Batería de Favaritx (Mahón) y ade-más Paloma Alta recibió la otra pieza de esa misma batería, por lo que quedó con tres pie-zas. Estas piezas son de tal tamaño que, para la limpieza interior, un artillero voluntario tenía que introducirse dentro del tubo (una persona no muy grande, claro está). El peso del montaje con escudo es de 617 toneladas, pudiendo elevarse entre -5º y +40º, y girar horizontalmente en 300º. El cañón es el Vic-kers- Armstrong Mark B de 381/45, fabricado en acero cromo-níquel forjado y templado. El tubo tiene una longitud de 17,671 m y pesa 86,9 t. El proyectil pesa 885 kg y la carga de pólvora (cuatro saquetes) para cada disparo 200 kg, más de una tonelada en total. Su al-cance máximo es de 35.100 m, con una velo-cidad inicial de 762 m/s. Con carga mecánica podía lograrse una cadencia de dos disparos por minuto y el sistema de cierre, de tipo tor-nillo, tenía que soportar una presión de los gases de 3.000 kg/cm. Cada pieza está protegida por una coraza de acero de 7 mm de espesor, debajo de la cual está la cámara de carga, comunicada con el pañol de proyectiles y cargas de pro-yección; todo ello enterrado y unido por tú-neles de hormigón armado. La ventilación era forzada y el conjunto constituye una auténti-ca fortaleza. La sala de máquinas impresiona desde el primer momento. Un motor de aceite pesa-do de 125 CV acciona un sistema hidráulico Estado actual del Puesto de Mando de la Batería de Costa de Paloma Alta para enviar fluido oleohidráulico a través de tuberías de cobre. La energía eléctrica para la pieza se obtenía de un motor de 25 CV. También destaca su tecnología, muy avan-zada para su época. La dirección de tiro posee una mesa calculadora que calcula de modo continuo los datos de tiro para objetivos en movimiento (elevación y orientación), y en la misma se basan los actuales ordenadores para el cálculo del tiro cuya precisión es com-parable a estos medios “no tan anticuados”. Es una maravilla tecnológica con meca-nismos sumadores, multiplicadores y deri-vadores, servomotores, motores paso a paso y relojes con índices móviles. Realizaba una predicción balística en base a los datos del objetivo, atmosféricos y balísticos y, tras rea-lizar unas correcciones, los datos de tiro se enviaban eléctricamente a las piezas y los apuntadores movían la pieza hidráulicamen-te hasta que las agujas mecánicas coincidían con las eléctricas. También existe una mesa trazadora, que seguía automáticamente la ruta del barco según los datos que recibe de la mesa calculadora. La estación telemétrica está formada por telémetro, inclinómetro, sextante binocular y


Memorial_artilleria_175_2
To see the actual publication please follow the link above