Page 88

Memorial_artilleria_175_2

86 ARTILLERíA MEMORIAL , nº 175/2 - Diciembre de 2019 de Instrucción y formación. Para fi-nalizar, no se puede hablar de ope-ratividad sin hablar de tiempo de instrucción. Es fundamental dedi-car el máximo tiempo posible a la instrucción y adiestramiento espe-cífico de artillería antiaérea; es de-cir tiempo para trabajar operando con cada material correctamente, así como para realizarle su man-tenimiento preventivo y correctivo. Gracias a la experiencia de más de 50 años de servicio en España, se puede decir que “cuanto más tiem-po está funcionando el sistema HAWK, menos averías presenta y, por ende, mayor operatividad arro-ja”. Tal y como he expuesto en los primeros párrafos del artículo alu-diendo a las condiciones de com-pra del material HAWK, se debía “… proveer para el establecimiento de cursos de instrucción, con objeto de asegurar una futura y continua-da disponibilidad en operadores técnicos cualificados …”. Uno de los grandes aliados a la hora de haber mantenido operativo el HAWK ha sido la formación de perfecciona-miento que ha recibido todo el per-sonal que sirve en el sistema. Esta formación, inicialmente impartida en Estados Unidos, se está actual-mente enseñando en las unidades de origen, mediante diversas activi-dades formativas para los cuadros de mando y SIAE para el personal de tropa. La formación es esencial a la hora de dotar a la gente de co-nocimientos para operar y repa-rar cualquier sistema de armas. Además, cuanta más formación se tiene, con mayor orgullo y cari-ño se trabaja en el sistema y más prestigio encuentra cada individuo dentro de la vida militar. Además, el continuar impartiendo dicha for-mación favorece que la transición entre un HAWK operativo y el nue-vo sistema de armas, sea rápida y eficaz ya que el personal que acoja a ese nuevo sistema tendrá un bagaje previo muy útil que le valdrá para este punto es importante reseñar la coordinación que existe con el INTA-ITM (La Marañosa) que, tras estudios exhaustivos, es capaz de realizar esta certificación que ex-tiende la vida a determinados ele-mentos. Este plan se refuerza con la posible adquisición a coste cero de misiles ofertados por los EE.UU. Si esto se consigue estaríamos ha-blando de que al final de su vida, el sistema HAWK dispondría de mu-nición operativa suficiente para po-der, incluso venderla o cederla a un tercer país. “Desde que se adquirió el sistema y gracias a la formación e instrucción del personal, se creó una simbiosis entre los operadores y el material HAWK, sin la cual no hubiera sido posible mantener operativo un sistema de ar-mas durante más de 50 años.” Personal. Las opciones y solucio-nes mencionadas no serán todo lo eficaces que se quiere si no existe una continuidad de personal en determinados puestos tácticos. Es imperativo para la supervivencia de cualquier sistema de armas que el personal tenga la oportunidad y permanezca el tiempo necesario en su puesto de trabajo para devengar su formación, ya que esta ha costa-do esfuerzos personales y recursos económicos; no podemos permitir-nos el lujo de perder estas capaci-dades personales. Un gran apoyo a esta filosofía sería el hecho de que determinados puestos críticos se cubrieran con personal con forma-ción previa y se les proveyera de tiempo efectivo para devengarla (tra-yectoria en diversos empleos); en la actualidad, determinadas vacantes se publican de un solo empleo y ello no favorece la operatividad de una unidad o de un sistema de armas.


Memorial_artilleria_175_2
To see the actual publication please follow the link above