Page 18

Tierra_digital_53

NACIONAL Centro de Simulación. Además, cuenta con una cartografía más completa y unas condiciones ambientales que, incluso, permiten la variación de las condiciones meteorológicas. Otra de las novedades que aporta, con respecto al Casiopea, es que se basa en un software de gran capacidad con utilidades propias de inteligencia artificial, que puede 18 ser extensible hasta 150 células diferentes. Asimismo, es posible avanzar más rápido en la acción y no tener que seguir obligatoriamente el tiempo real. De igual modo, el sistema recoge las nuevas formas de combate, sobre las que las unidades se preparan en la realidad. Es el caso del combate en subsuelo y en entornos urbanos. «Permite hacer movimientos subterráneos y ahora las calles tienen anchura y los edificios altura», destaca el teniente coronel. Todo ello le aporta mayor realismo. Y, por si fuera poco, el nuevo simulador permite a los operadores desarrollar acciones en zonas de contaminación nuclear, radiológica, biológica y química; además de hacer movimientos por tierra, mar y aire. «Antes se podía realizar una acción de reconocimiento o ataque con un helicóptero, pero no de transporte; ahora ya sí que es posible», añade. Con todo ello, el Minerva ha tomado el relevo al Casiopea, que tomaba el nombre del propio Centro. Para ello, el Grupo de Simulación ha realizado un período de formación previo que le ayudará a aprovechar todas sus capacidades. El nuevo simulador mantiene al Ejército español al nivel de los europeos, que ya han adoptado otros similares. Además, permite adiestrarse en todos los escenarios internacionales en los que está desplegado en el exterior. El nuevo simulador mantiene al Ejército español al nivel de los ejércitos de otros países europeos Se trata de un sistema de gran importancia para las unidades, ya que favorece el adiestramiento sus integrantes, a diferencia de otros como el Steel Beasts, que esta orientado a la instrucción de tripulaciones de medios mecanizados y acorazados. Los que pasan por el Centro pueden llevarse, también, un archivo con el ejercicio e interactuar con él. De igual modo, puede llegar a operar en red con otros simuladores que tengan los mismos protocolos de intercambio de información. El hardware supone para el Centro una adaptación importante, con la que se verán potenciados todos sus sistemas de simulación. Por el momento, ya ha comenzado a dar sus primeros pasos. ¢


Tierra_digital_53
To see the actual publication please follow the link above