Page 42

Tierra_digital_53

INTERNACIONAL Se trata de un hecho pionero al contar con una unidad que participa como tal en la Antártida. Sus cometidos consistirán en la construcción de un muro, para frenar la acción erosiva del mar y la capa de hielo que, desde hace años, viene deteriorando el bancal que separa el mar de la base. En rotaciones previas se había determinado 42 la necesidad de esta construcción, por lo que se decidió contar con el apoyo del Mando de Ingenieros y ejecutarla a lo largo de la actual Campaña. Para su implantación se ha realizado, previamente, una estricta evaluación del impacto ambiental y cuenta con la aprobación del Comité Polar Español. «Todos los materiales empleados podrán ser removidos en el futuro, si así se considera, sin dejar restos en la isla», exponen desde el propio contingente. El personal ha tenido que hacer frente, en primer lugar, a las dificultades logísticas para trasladar el material necesario para la ejecución de la obra, y que se ha hecho con la participación de la Oficina de la Campaña Antártica, que se ubica en el Cuartel General de la Brigada Logística. Además de ello, tienen que adaptarse al clima, atendiendo a los momentos en los que el mar permita trabajar en la zona de playa. «Se pone de manifiesto la preparación y cohesión del equipo para la realización de esta tarea tan ambiciosa y que se considera fundamental para la estabilidad de la base en el futuro», afirman. PRIMERA MULA EN LA ANTÁRTIDA Además de la realización del muro, la campaña cuenta con más novedades, como el traslado hasta el continente de una mula Falcata, para contribuir en las labores logísticas de las operaciones científicas. Este hecho refuerza la contribución del Ejército en apoyo al Ministerio de Ciencia e Innovación, así como a los proyectos de investigación que se realizan en la propia base. Aunque sí que había previamente vehículos civiles para trabajos en las inmediaciones, no tenían tanta capacidad de carga. La mula ha tenido un proceso de adaptación previo antes de su despliegue en el continente, en el que ha sido necesario el cambio de ruedas, lubricantes o baterías También se ha proporcionado una AFINALES del mes de diciembre abría sus puertas la Base Antártica Española (BAE) “Gabriel de Castilla”, en la isla Decepción. Además de los retos que se venían asumiendo en rotaciones anteriores, como el de dar apoyo a los proyectos científicos, la campaña dispone, por primera vez, de un equipo militar del Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11, perteneciente al Mando de Ingenieros. Texto: Felipe Pulido Fotos: BAE “Gabriel de Castilla”


Tierra_digital_53
To see the actual publication please follow the link above