Page 100

MEMORIAL CABALLERIA 80

Varios 98 MISCELÁNEA VETERINARIA De todas estas corporaciones la más longeva y técnica es la Veterinaria, cuyo primer reglamento orgánico, publicado en 1763, establece la plaza de mariscal en la plana mayor de los regimientos de caballería. Disposición confirmada posteriormente por las Ordenanzas de 1768 y es en 1791 cuando se crea en Madrid la Real Escuela de Veterinaria, con objeto de que pueda nutrir de mariscales a los institutos montados. Establecimiento puesto bajo la dirección del Director General de Caballería. En 1827 se une al tribunal Proto-albeicerato2, más adelante se separaron y, en1835, volvieron a unirse con el nombre de Facultad de Veterinaria, bajo la misma protección, hasta 1841, que pasó a depender de la Dirección General de Estudios. Desde la creación de la Escuela de Veterinaria los segundos mariscales de los institutos montados proceden de la clase de alumnos que reúnan las condiciones establecidas en el reglamento orgánico, y en 1829 se manda que las plazas sean provistas por oposición. Los mariscales mayores y segundos disfrutan la asimilación a tenientes y alféreces, hasta que en 1835 se les considera los últimos alféreces de los cuerpos en que sirven y, desde 1850, recibieron el tratamiento como tales oficiales, del mismo modo que los capellanes y médicos. En 1845 se organiza el Cuerpo de Veterinaria Militar con los mariscales mayores y segundos bajo la única y exclusiva dependencia del Ministerio de la Guerra e inmediata dirección del Inspector General de Caballería, en lo concerniente al servicio, ascensos y carrera militar. El reglamento orgánico de 1856 pone el cuerpo a cargo del Director General de Sanidad, formado por las clases y las consideraciones militares de Inspector, la de teniente coronel; profesor mayor, la de comandante; profesor de establecimiento y escuela, la de comandante; primer profesor, la de capitán; segundo profesor, la de teniente, y tercer profesor la de alférez. Otra reforma en 1861 nombra jefe nato del cuerpo al Director General de Caballería, suprime la plaza de Inspector de Veterinaria y concede a todas las clases la consideración de último alférez. Un nuevo reglamento aparece en 1864, que da al cuerpo el cometido de conservar la salud del ganado destinado al ejército, su curación y el reconocimiento facultativo del mismo. Está formado por un profesor mayor, seis profesores de escuela y un número de primeros, segundos y terceros profesores, dependiente de los regimientos y establecimientos de remonta de caballería, artillería y otros institutos montados. El Director General de Caballería es el jefe nato y se devuelve a los profesores la consideración militar que recibieron en 1856, que no exime a los profesores de estar sujetos y subordinados en los actos de servicio a los jefes y oficiales del Arma, cualquiera que sea su graduación. En la Ley Constitutiva del Ejército de 1876 y la Adicional de 1889 figura el Cuerpo de Veterinaria entre los llamados auxiliares, se ingresaba por oposición, asciende por antigüedad, y sus empleos estaban asimilados a los del ejército, siendo el máximo el de coronel. En 1917 recibe las denominaciones de las armas, de coronel a teniente, y después de la Guerra Civil el empleo de general inspector veterinario, asimilado a general de brigada. 2 Albéitar, el que tiene por oficio curar las enfermedades de las bestias. Nadie puede ejercer el oficio de albéitar sin ser examinado por el proto-albeicerato. Memorial de Caballería, n.º 80 - Diciembre 2015 El Vete (el Veterinario). Las cuatro caricaturas del presente artículo están expuestas en el Centro Cultural de los Ejércitos de Madrid (Vulgo «Casino Militar»).


MEMORIAL CABALLERIA 80
To see the actual publication please follow the link above