Page 57

MEMORIAL CABALLERIA 80

Doctrina, Táctica y Operaciones Arma hermana, la Infantería, siendo sustituida por otros caracteres, como ya se ha visto. En su día, ya escribí un artículo sobre la maniobra en el «Memorial de Caballería10» en el que se describía de una forma más o menos sintetizada la evolución de este concepto a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI. En mi opinión, la maniobra no debería ser motivo de fricción alguna. Seguidamente intentaré fundamentar esta afirmación. Para ello, me centraré en la definición que la Doctrina actual Cruz de Calatrava. hace de esta función de combate (maniobra) y que es la siguiente: «Es el conjunto de actividades encaminadas al empleo de las fuerzas mediante la combinación del movimiento y el fuego efectivo o potencial para alcanzar una posición de ventaja respecto al enemigo. También comprende actividades de movilidad y contramovilidad que se realizan con esta misma finalidad. Sin embargo, la maniobra no debe considerarse solamente desde el punto de vista del componente físico de la capacidad de combate, incluye también actividades encaminadas a influir en el entorno, como son las relacionadas con la información». Como se aprecia, respecto al concepto que abarcaba la maniobra hasta la edición de nuestra doctrina en vigor, la esencia se mantiene, pero ahora deja más claro que la maniobra adquiere muchas y variadas formas, uno de los motivos por el que difícilmente se le puede (ni debe) atribuir esta función de combate a un Arma específica. De hecho, debe admitirse que de una forma u otra la utilizan todas ellas para conseguir sus objetivos aunque, eso sí, las que combinan el fuego y el movimiento son principalmente la Infantería, Caballería y las unidades de helicópteros11. Por lo tanto, definir a la Caballería como el Arma de la maniobra por excelencia12 sería como no decir nada ya que además de ser una obviedad, esta cualidad no constituye ningún carácter genérico y diferencial del resto, según las razones expuestas. Ahora bien, la rapidez en la misma sí que constituye un carácter que la diferencia y por el cual se la puede identificar. De hecho, la maniobra «rápida» es uno de los rasgos característicos que marcan la pauta de su actuación y que aplica constantemente en el combate para alcanzar esa posición de ventaja respecto al enemigo a la que hace alusión la definición. En la actualidad, esta cualidad solamente la encuentro también en las unidades de helicópteros, la futura «Aviación de Ejército», si bien la maniobra de esta última pertenece al componente «aeromóvil » el cual debe estar en concordancia con el de «superficie13». La rapidez en la maniobra, tanto en el planeamiento y decisión, como en su conducción, constituye otra de las «especialidades» de los jinetes de Caballería y para eso se nos prepara también. Para lograrla se deberán reunir los requisitos de velocidad, movilidad, flexibilidad y fluidez, que no son sino las cuatro características de la Caballería repetidas hasta la saciedad en las diversas doctrinas. Esta especialización en la actuación mediante la maniobra rápida hace excelentes también a las unidades de caballería para constituir o formar parte de reservas muy ágiles o fuerzas de reacción, para actuar en la fase del aprovechamiento del éxito (explotación y persecución) de una acción ofensiva y para llevar a cabo acciones móviles en el marco de las defensivas, como las de retardo, contraataques, etc. 10  Nº 66, de diciembre de 2008. «La metamorfosis de la maniobra». 11 La incluyo como un Arma más porque, al parecer, las unidades de helicópteros constituirán una futura especialidad fundamental denominada «Aviación de Ejército». 12  Que ya se hizo con anterioridad. 13  Véase la PD2-002. Funciones de combate (maniobra). Memorial de Caballería, n.º 80 - Diciembre 2015 55


MEMORIAL CABALLERIA 80
To see the actual publication please follow the link above