LA CABALLERÍA BLINDADA (I Parte) - Jesús Martínez de Merlo coronel de Caballería (Retirado)

MEMORIAL CABALLERIA 80

Historia y Patrimonio HISTORIA LA CABALLERÍA BLINDADA (I PARTE) 72 Memorial de Caballería, n.º 80 - Diciembre 2015 Jesús Martínez de Merlo coronel de Caballería (Retirado) No es la primera vez que abordo este tema tanto en las páginas de este Memorial como en colaboraciones en las modernas páginas de la informática y distintas conferencias. También en artículos que por unas u otras razones no llegaron a la publicación. Uno de ellos, escrito a finales de 1998 con el título de «El largo camino de la Caballería», es el que me sirvió para dar forma a las muchas anotaciones de mis visitas a archivos de unidades y de mis entrevistas a antiguos componentes del Arma en todas sus graduaciones, que desde 1981 fueron sometidos a duro interrogatorio. Por ello este artículo trata sobre la Caballería española y el camino que la ha conducido hasta nuestros días visto a través de mi experiencia y de mi análisis. Con ello trato de hacer una crítica que no quiere ir más allá de lo que es, pues si los acontecimientos fueron así, probablemente no pudieron ser de otra manera. Evidentemente no podemos pasar a los detalles de todo este camino como son plantillas y medios reales de cada unidad en cada momento, que nos alejaría de una visión global y de conjunto. Deliberadamente no hacemos mención al helicóptero, que precisaría de un artículo específico para ello por lo que solamente nos referiremos a la caballería blindada. PRIMERA FASE. SUSTITUCIÓN DEL CABALLO 1940-1960 Nuestra Caballería de 1936 era una caballería a caballo orgánica y doctrinalmente y apenas se diferenciaba de la alemana, británica, francesa o estadounidense. No obstante en algunos de estos países comenzaba una lenta mecanización que en principio solamente afectaba a motocicletas, vehículos todo terreno y autoametralladoras, quedando las doctrinas estancadas respecto al encuadramiento de los nuevos carros de combate y su empleo en la batalla. Ya había algún regimiento británico (el 11º de Húsares) sobre vehículos todo terreno desde 1929, pero no deja de ser sorprendente que la caballería alemana quedase «disuelta» en fecha tan tardía como 1938, dando lugar con sus unidades a los batallones de reconocimiento de todas las divisiones y formar la parte principal de las entonces denominadas divisiones ligeras integradas en la naciente Fuerza Panzer, al estilo de las dos divisiones ligeras francesas de caballería formadas en 1934. Por ello, en la guerra española, la Caballería combatió a caballo mientras que los carros se emplearon como apoyo a la infantería, según las doctrinas de la época. Se disponía de dos regimientos de carros, cuyos medios reales eran cinco FT-17 supervivientes de 1922, y que desde siempre fueron encuadrados en Infantería por estar armados de una ametralladora. De esta forma los que llegaron en el conflicto tuvieron el mismo encuadramiento. Mientras se combatía en España, los acontecimientos en Europa se iban acelerando tanto en el campo orgánico como doctrinal con muchas dudas en todos los países. El adelanto doctrinal alemán de mediados de los años treinta y su pronta puesta en ejecución arrastró a gran velocidad al del resto de los países citados hacia lo que luego fueron las unidades acorazadas. Los carros de combate formarían una institución propia y se encuadrarían en unidades específicas que, aun encuadrando unidades de todas las armas, llegarían a formar cuerpos de ejército que serían las puntas de lanza de los distintos ejércitos para alcanzar por sí mismos los objetivos operacionales que conformaban el gran objetivo estratégico. Para ello los diferentes países trazaron un camino distinto: en unos países la caballería perdió su nombre, en otros lo conservó y en otros se combinaron. Pero en ninguno de ellos la infantería entró a formar parte ni del reconocimiento ni de los carros de combate; siguió siendo la Infantería que, eso sí, disponía de unidades y medios específicos para integrarse también en la nueva


MEMORIAL CABALLERIA 80
To see the actual publication please follow the link above