misceLánea

MEMORIAL CABALLERIA 80

Varios 97 MISCELÁNEA LA OTRA CABALLERÍA Eladio Baldovín Ruiz coronel de Caballería (Retirado) Cuando se trata la Historia de la Caballería se habla de lanceros, coraceros, dragones y otros muchos institutos que, de una forma u otra, han constituido sus escuadrones, regimientos y brigadas. Pero había otros colectivos de hombres que, integrados en las unidades y con una labor anónima y olvidada, permitieron que los jinetes alcanzaran las cotas de gloria y sacrificio que jalonan el historial de los cuerpos. Sin utilizar sables ni carabinas, sino ciencia y práctica, fueron indispensables para el mantenimiento de su mejor arma, el caballo. Pues, con independencia de la alimentación y limpieza del ganado, que correspondía a su jinete, su doma, salud y herraje eran responsabilidad de otros oficios, que inicialmente estaban integrados en el Arma, para con el tiempo constituir cuerpos o formar otras corporaciones, algunas con accidentada vida. Por la Real Ordenanza de 1704, cada soldado gozaba de catorce cuartos al día y una ración de pan, de los cuales el capitán le retenía dos cuartos, para que con lo que estos importaban, pasado algún tiempo, pudieran repararse las sillas y otro equipaje del caballo, las armas, curar los caballos y dar un sombrero al año a cada soldado. Los doce cuartos restantes los recibía el soldado para sustentarse, repasar la ropa, calzado y herrar el caballo. Trabajo este último que fue asumiendo un soldado de las compañías, que traía aprendido o aprendía el oficio y que se incluía entre los desmontados. En el reglamento de 1803 figuraba este oficio en cada compañía, que recibía un trato especial, pues se le exceptuaba de la fatiga ordinaria por la continua ocupación que debía tener su oficio. En lo relativo a la asistencia de los caballos y al precio del herraje, cuidaban los jefes de arreglar lo primero con atención al bien del servicio y lo segundo con consideración a la justa economía que merecía el soldado. Por el reglamento para el gobierno interno y económico del mismo año, la tropa tenía a su cargo las herraduras de sus caballos. En las plantillas de los regimientos, escuadrones y compañías del Arma, de la primera mitad del siglo XIX, figuraban en la plana mayor de los primeros el mariscal1 mayor y segundo, el picador y forjador y en los segundos o terceros los soldados herradores. En 1863 disponían en la plana mayor un primer profesor veterinario, un segundo y un tercero; primer y segundo profesor de equitación y cuatro forjadores; en los escuadrones cuatro herradores y tres desbravadores. En 1910, después de los sucesos del Rif, las plantillas de cada uno de los grupos de escuadrones de Ceuta y Melilla incluían dos veterinarios, profesor de equitación, nueve herradores y tres forjadores. En la del Regimiento de Taxdirt, organizado este mismo año con efectivos en pie de guerra y 1.009 caballos en total, figuraban cuatro veterinarios, profesor de equitación, veinticuatro herradores y seis forjadores. El cambio se produce, por primera vez, con la creación del grupo de autoametralladoras-cañones, creado sobre el papel en 1931, y en él desaparecen estos oficios, para ser sustituidos por montadores y mecánicos. Lo que no quiere decir que desaparezcan en el Arma, continuaron siendo necesarios en los regimientos que después de la guerra se llamaron de cazadores e incluso, en algunos de ellos, hasta principios de los años 60, cuando ya se denominaban agrupaciones blindadas, como la de Numancia, con sus más de 200 caballos; donde lo único blindado, según los soldados, era el carro del estiércol. La Historia de la «Otra Caballería» la forman los veterinarios, herradores y forjadores, picadores, desbravadores y profesores de equitación, todos inicialmente incorporados al Arma y que con ella sufrieron los avatares del tiempo, prestando sus indispensables servicios en todos los cuerpos montados. 1  Mariscal y albéitar, antiguas denominaciones de los veterinarios. Memorial de Caballería, n.º 80 - Diciembre 2015


MEMORIAL CABALLERIA 80
To see the actual publication please follow the link above