Page 37

BIP 145

BIP 35 pensables para el mantenimiento de su autonomía y de la integridad de su territorio, se procederá por el Gobierno a contratar la ejecución de las obras siguientes, sujetándose a los presupuestos contenidos en la Ley de siete de enero de mil novecientos ocho que no sean por la presente derogados: Entre los distintos buques a construir destacamos: 28 sumergibles de los tipos y características que fijará el Ministro de Marina, teniendo en cuenta los servicios a que se destine cada una de las unidades o grupos incluyendo el material necesario para salvamentos, reparaciones y aprovisionamiento 110.000.000 pts” ,,, ”Los buques, a excepción de los cañoneros y guardacostas, se contrataran a medida que vayan a construirse inmediatamente en los siguientes grupos o series: dos grupos de dos, los cruceros; dos grupos de tres, los caza-torpedos, y en cuatro series de seis y una de cuatro, los sumergibles. En cada una de las series se aprovecharan los progresos alcanzados por la industria naval». Para poder acelerar al máximo la puesta en marcha del programa naval, el Almirante Miranda introdujo un artículo adicional en el texto de la ley de 7 de febrero de 1915, que rezaba: «Se autoriza al Ministro de Marina para adquirir por gestión directa con cargo a los créditos concedidos por esta ley, hasta cuatro sumergibles y el material necesario para las enseñanzas y prácticas de personal que ha de dotarlos y un buque especial de salvamento. Se le autoriza asimismo para la organizar el servicio en los submarinos con Oficiales del cuerpo General de la Armada, y para reorganizar el cuerpo de Maquinistas y los Contramaestres, Condestables y demás subalternos, ajustando sus servicios y sus plantillas a las necesidades del mismo material, dentro de los créditos consignados para el personal en el actual presupuesto». Los buques había que adquirirlos forzosamente en el extranjero, en estos tiempos no había mucho donde elegir, dadas las circunstancias de la guerra en curso. Pudo firmarse un contrato con la Electric Boat Co. americana para que nos proveyese de la primera unidad. Comenzaba así la andadura del Arma Submarina de la Armada. De su presente y de su futuro nos ocuparemos en sucesivos números de nuestra publicación a lo largo de este año de celebración de su centenario.


BIP 145
To see the actual publication please follow the link above