Page 125

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA I 2015

124 JUAN MARÍA SILVELA MILÁNS DEL BOSCH Ricardo Fernández de Latorre, quizás el musicólogo con mayor conoci-miento de nuestra música militar, encontró, en la Biblioteca Nacional (1970), una pequeña publicación manuscrita que se titula: Libro de la Ordenanza de los toques de pífanos y tambores que se tocan nuevamente en la Infantería española. En este manuscrito figura la partitura de la Marcha de Granaderos escrita para dos pífanos y un tambor. En su portada se expresa que han sido compuestos por Manuel de Espinosa y lleva la fecha de 1761. (Manuel Es-pinosa de los Monteros, natural de Andújar, fue 1º oboe de la Capilla Real y llegó posteriormente a ser director de las Reales Academias y de la Capilla Real; falleció en 1810 a una edad muy avanzada para aquella época: 80 años). Su libro tiene todas las características de ser un documento de trabajo, pues incluso no parece acabado. Seguramente, fue solicitado por el entonces coronel Martín Álvarez de Sotomayor y, por ello, ofrecido al citado jefe. En aquél año era el Ayudante General de Infantería y a su cargo estaba la instrucción de esta Arma. Evidentemente, necesitaba este documento para la Ordenanza de Infantería de 1761. Después de ser retirada la publicación parcial de las Ordenanzas generales al año siguiente, la propuesta de toques del citado libro y la conveniencia de unificarlos no parece que se discutie-ra en la tercera y cuarta juntas de ordenanzas, las formadas en 1763. Dos años después (2 de julio), Álvarez de Sotomayor elevaría un informe al Rey Libro manuscrito de 1761 que se conserva en la Biblioteca Nacional. Historia de la Música Militar de España (HMME), página 84


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA I 2015
To see the actual publication please follow the link above