Page 33

BIP 141

de la Armada relevaría a la fragata noruega como buque de mando de la operación «Ocean Shield» de lucha contra la piratería. Entre los días 11 y 13 de diciembre, el Cantabria permaneció atracado en la Base Naval de Aksaz, situada en el suroeste de Turquía. Allí, el Comandante del buque español realizaría las pertinentes visitas a las autoridades de la marina turca así como el recibimiento a bordo del almirante de la Base Naval. La estancia en aquel lugar permitió a la dotación disfrutar de dos días de descanso tras las jornadas de intensa actividad en la mar y disfrutar de las oportunidades de ocio y cultura que ofrece la turística ciudad de Marmaris, situada muy próxima a la base naval efectuando una excursión a la ciudad de éfeso. Continuando su tránsito de regreso a España, el día 18 de diciembre, el Cantabria se encontró en la mar con tres patrulleros de la Fuerza de Acción Marítima (FAM), Infanta Elena, Infanta Cristina y Cazadora, que estaban realizando adiestramiento colectivo desde el día anterior. El encuentro tuvo lugar al sudeste del Cabo de Gata y allí el Cantabria suministró combustible a las tres antiguas corbetas, siendo ésta la primera vez que este BAC realizaba aprovisionamiento en la mar a esta clase de patrulleros. Una vez finalizada la colaboración el Cantabria continuó su tránsito hacia su base. Sin embargo, antes BIP 31 Encuentro con el Tornado Despidiendo al Tornado (Extracto recogido de la página web de la Armada, en la sección «Vida a bordo») «Navegar es especial incluso en los reencuentros. Cuando viajas en avión y regresas a casa, la alegría es inmensa. Ver abrirse las puertas que te separan de la parte pública de la terminal y encontrar las caras de tus seres queridos, no tiene precio... Sin embargo, es una pobre emoción comparada con la que siente el navegante al toparse, en mitad de ningún lugar, con otro buque hermano. La sensación que recorrió nuestro cuerpo, las sonrisas en nuestras caras, las lágrimas de alegría al volver a ver a nuestros compañeros, a nuestros hermanos… No hay palabras para describirlo. Y no todos nos conocemos. No hemos estudiado juntos, quizás nunca hemos coincidido en un destino, no sabemos nuestros nombres, ni nada de nuestras vidas. Simplemente somos marinos. No es necesario más». El Comte. de la SNMG-2 embarcó a bordo del Cantabria


BIP 141
To see the actual publication please follow the link above