Page 40

BIP 141

crónicas de a bordo P.—¿Ha echado en falta algún medio material o una formación específica en Comunicación para llevar a buen término su cometido? R.—Como he comentado en la pregunta anterior, como Oficial de Comunicación Social soy el responsable de todo relacionado con esa área y cuento con el apoyo de dos fotógrafos, la SGTO. Carmen Ciudad Camacho que además hace funciones de cronista principal de los «Vida a bordo» y el MRO. Carlos Cabrera Gómez. Asimismo hay que destacar el gran número de colaboradores que hemos tenido a lo largo del despliegue, entre los miembros de la dotación, aportando imágenes, grabaciones de video y redacción de artículos de VAB, donde hemos tenido hasta doce autores diferentes de todos los empleos. Los medios existentes en el barco han sido útiles, aunque considero que insuficientes. Hemos tenido alguna limitación por la conexión a Internet disponible, ya que tener una buena conexión es fundamental a la hora de la rapidez informativa y la calidad del producto remitido, pero esta limitación no ha influido en el cumplimiento de los objetivos establecidos en nuestro Plan de Comunicación. Las imágenes y vídeos se han obtenido con medios particulares, ya que aunque existe material a bordo, es de menor calidad que el que disponían nuestros improvisados «fotógrafos». Probablemente tener más nociones sobre Comunicación y relación con la Prensa hubiera facilitado algunas situaciones. El apoyo y consejo brindado tanto por la OCS del AJEMA como por el PAO de la FAN han sido de gran utilidad y nos permitió acometer esta tarea con total garantía. No debo olvidarme del personal del «Navy Public Affairs» de la RAN con los que la relación fue muy fluida desde nuestra llegada y con los que tuvimos una coordinación plena para todas las actividades realizadas por el barco en Australia. He de reconocer que desde el primer hasta el último día del Despliegue se han volcado con nosotros. Ya desde el tránsito de Ferrol a Melbourne tuvimos nuestros primeros contactos y empezamos a dar difusión de las actividades realizadas durante la navegación. Desde el día de llegada a Sídney comenzamos a trabajar codo con codo para potenciar la imagen del Cantabria, tanto en la Marina como en la sociedad australiana. Ese contacto casi diario nos ha permitido conocer bien su forma de enfocar la Comunicación Social y, aunque cuentan con más medios y un mayor respaldo económico, puedo decir que es muy semejante al enfoque que le está dando la Armada española. P.—¿Se ha traído alguna lección aprendida en la forma de enfocar estos temas de la Comunicación? R.—La RAN realiza mucho esfuerzo en Comunicación Social y para ello cuenta con gran cantidad de personal dedicado exclusivamente a esta área, que enfoca su trabajo en la captación y la difusión de las bondades y logros de su Marina. El despliegue de medios que realizan es impresionante, interactuando constantemente con la población civil y estando presentes en la vida diaria. Ejemplo de ello es el apadrinamiento vitalicio de un animal en el «Taronga Zoo» de Sídney, las donaciones que realizan a la «Opera House» o su constante colaboración con campañas para recaudación de fondos para fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro. Disponen de un canal de televisión y medios de prensa propios, que se encargan de cubrir todos los eventos y situaciones que ocurren alrededor de sus buques y bases. La presencia de la RAN en las redes sociales también es muy destacable, su página de Facebook tiene más de 35.000 seguidores, su cuenta de Twitter es muy activa y ambas las utilizan como herramienta para enlazar y difundir su página web de noticias, Navy Daily de reciente creación. También es importante recalcar que cuentan con el apoyo de sponsors civiles y participan en gran variedad de eventos, sobre todo deportivos. A nivel de los buques, también cuentan con personal que se dedica en exclusiva a la labor de Comunicación Social; bien sean desde la fotografía o vídeo, bien gestionando y dando difusión a dicho material. P.—¿Ha levantado mucha expectación en Australia la estancia del Cantabria y la labor desempeñada por nuestra dotación? R.—Si entendemos que para los australianos el Ejército y la Marina forman parte de su día a día, no podemos afirmar que se haya levantado una gran expectación. Pero esto no debe tomarse como algo negativo. El hecho de que se nos viera como uno más en la base y no como un buque extranjero, da muestras del grado de integración que ha tenido el Cantabria durante el tiempo que ha estado en Sídney. Sí es cierto que en el resto de los puertos que se han visitado, la curiosidad fue mayor. Al fin y al cabo, la envergadura del buque no pasa desapercibida. Durante las estancias en los diversos puertos siempre se ha tratado a la dotación con el mismo respeto y calidez que brindan a sus Marinos. Y los lazos que se han creado entre algunos miembros de la dotación y personal de la RAN son indicativos de un buen trabajo y una muy buena integración. P.—¿Cuál ha sido el tratamiento de la prensa civil australiana? R.—En las ocasiones en las que el BAC ha salido en la prensa civil siempre ha sido para remarcar nuestro buen hacer y el apoyo que estábamos brindando a su país. Nuestra participación en el «ANZAC DAY» en Cairns fue muy apreciada, ya que para los australianos es un día de gran importancia en el que aprovechan 38 BIP


BIP 141
To see the actual publication please follow the link above