Page 137

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

136 ALBERTO RAÚL ESTEBAN RIBAS campaña– era el tema de la paga. Aunque a nivel personal las motivaciones para enrolarse en el ejército pudieran ser tan diversas como infinitos los hombres alistados, lo cierto es que el factor de la paga aparecería entre las primeras opciones para entrar en la vida de soldado. En el caso de los soldados españoles de los tiempos modernos la re-gulación de la paga fue acometida ya en tiempos de los Reyes Católicos, si bien será en época del emperador Carlos V cuando, ligada a la institucio-nalización de las unidades en Tercios, los sueldos de las tropas estarán más regulados y controlados. En 1536 se establecían los siguientes sueldos para los diversos empleos de la infantería española34: maestre de campo: 40 es-cudos; capitán: 25 escudos; sargento mayor: 20 escudos. Y alrededor de 25 años más tarde los sueldos eran los siguientes35: maestre de campo: 80 ducados; alabardero de la guardia personal del maes-tre de campo: 4 ducados; capitán: 40 ducados; tambores y pífanos: 3 duca-dos; piqueros: 3 ducados; arcabuceros: 4 ducados. A los referidos sueldos bases se podían añadir “ventajas” (gratifica-ciones pecuniarias por años de servicio, acciones heroicas, etc.) a diferentes empleos: alférez: hasta 12 ducados; sargento: hasta 5 ducados; cabo: hasta 3 ducados; mosquetero: hasta 3 ducados; arcabucero: hasta 1 ducado; cose-letes: hasta 1 ducado. Todos los tratadistas de los siglos XVI y XVII coincidían en destacar el papel predominante que jugaba el dinero en cualquier empresa bélica36 y en consecuencia la necesidad de tener prevista y cubierta de antemano la financiación de las operaciones. Bien diferente era la realidad de los estados, incapaces de mantener líquidos y prestos todos los fondos necesarios para pagar a tropas y proveedores. España –y en este caso también Flandes– pre- 34  QUATREFAGES: op.cit., p. 393. MARTÍNEZ RUIZ: op.cit., p. 222. 35  ALBI DE LA CUESTA, Julio: De Pavia a Rocroi: los tercios de infanteria española en los siglos XVI y XVII. Balkan, Madrid, 1999. p.78. Para conocer con detalle el presupuesto del coste de un ejército de 19.000 soldados (5.000 españoles, 4.000 italianos y 6.000 alemanes), alrededor de 1590, ver MOREL FATIO: op.cit., pp. 218-221. Parker en su El ejército de Flandes y el Camino Español –Apéndice B, pág. 319– aporta cifras algo diferentes para las pagas de los soldados alemanes. Para conocer en mejor detalle las retibuciones de los solda-dos valones: GUILLAUME, Henri-Louis-Gustave, barón de: Histoire de l’infanterie wallone sous la maison d’Espagne. Volumen 42, Número 5 de Mémoires de l’Académie Royale des Sciences, des Lettres et des Beaux-Arts de Belgique. Bruselas, 1878, pp. 9-12; sobre los sueldos de los mercenarios alemanes: Artículos de lo que han de guardar, jurar y observar la infantería alemana que ha de servir a su majestad. Documentos Inéditos para la Historia de España (CODOIN). Tomo LXXV. Academia de la Historia. Miguel Ginesta, Madrid, 1880, pp. 68-82 ; MILLER, Douglas: The Landsknechts. Serie Men-at-Arms, núm. 58. Osprey Pu-blishing, 1976; RICHARDS, John: Landsknecht Soldier (1486-1560). Serie Warrior, núm. 49. Osprey Publishing, 2002. 36  GONZÁLEZ CASTRILLO: op.cit., p. 195. Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 136-166. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above