Page 146

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS Y DE DISCIPLINA EN LAS… 145 para pagar a los mercenarios alemanes recién reclutados del regimiento de La-zarus von Schwendi, ni para para que Guillaume de Croÿ, marqués de Renty, y Jean de Croÿ, conde de Roeulx, reclutasen varias compañías de caballería ni tampoco para reclutar un nuevo regimiento de infantería con el que relevar al re-gimiento alemán de Münchhausen estacionado en Gravelinas –la intención era que estos alemanes fuesen al socorro de Thionville, plaza que finalmente caería en manos francesas el 23 de junio de 1558–. El día 21 de junio Manuel Filiberto anota que ya no hay dinero para pagar a las tropas españolas acantonadas en Namur, a las órdenes de Juan de Mendoza –doble problema, puesto que aque-llos soldados eran la élite del ejército–; al día siguiente llega a Namur un recién reclutado regimiento alemán con la misión de relevar a los hombres de Mendo-za: tampoco hay los 2.000 escudos que se les adeuda a pesar que en su contrato se estipulaba que al llegar a la ciudad de la muestra serían gratificados con un mes de salario50. Y el 4 de julio el regimiento de infantería alemana de Conrad von Pamelberg se amotina por falta de pagas; diez días más tarde se amotinan también reclamando pagas los soldados del regimiento de Klaus von Gustow. El 6 de julio el rey envía al conde de Egmont para entrevistarse con Ma-nuel Filiberto acerca de la estrategia militar a seguir ante la invasión francesa; el príncipe sabaudo se lamenta en su diario que el noble flamenco venga sin dinero para pagar a las tropas, que insistentemente reclaman sus pagas antes de entrar en combate... Al cabo de 3 días recibe una carta de Felipe II en que le informa que pronto le enviará dinero para fortificar Philippeville –fortaleza construida al norte del bosque de las Ardenas en 1554 por el príncipe de Orange, en honor del prínci-pe Felipe– y Charlemont –en las estribaciones de Givet, sobre el Mosa–; buenas noticias, pero insuficientes para hacer frente a las demandas de la tropa: el 11 de julio anota en su diario que próximamente deberá reunirse con los oficiales de los regimientos alemanes para que acepten un retraso de las pagas adeudadas. Al cabo de dos días el ejército secundario del conde de Egmont de-rrota estrepitosamente a las fuerzas del mariscal de Thermes en la batalla de Gravelinas y rompe la iniciativa estratégica de los franceses en el litoral flamenco y sume en un gran desconcierto al ejército francés que opera en el interior. 50  Era común que antes de llegar a la ciudad de destino de la muestra los soldados recibían un adelanto de la paga; en el caso de los mercenarios alemanes esta práctica era conocida como el auffguelt: era un importe que se entregaba a los alistados para su sustento desde el punto de enganche hasta el del lugar de la muestra, calculado en base a la distancia del inicio hasta la ciudad de destino; esta cantidad estaba estipulada en el contrato-reglamento de las condi-ciones de servicio de las tropas (briff para las tropas de procedencia valona o borgoñona y vestalig para las alemanas). En el Diari se hace mención, el día 28 de marzo de 1557, que se tienen que pagar 3.000 escudos a Conrad von Pamelberg por el “hofeguelte” de su regimiento hasta su destino en la ciudad de Volmez (quizás Maubeuge). Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 145-166. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above